Imputan a excandidato presidencial chileno por financiación ilegal de campaña

El tres veces candidato a la Presidencia de Chile Marco Enríquez-Ominami fue hoy imputado por haber presuntamente financiado ilegalmente sus campañas electorales con recursos provenientes de la minera no metálica SQM, justificados con facturas o boletas por servicios inexistentes.

Enríquez-Ominami, un exsocialista que fundó y aún lidera el Partido Progresista (PRO), ya había sido imputado en abril por cargos similares, pero ahora se amplió la acusación por comisión de ilícitos en sus campañas electorales entre los años 2009 y 2014, señalaron fuentes judiciales.

Desde el 2015 parlamentarios y dirigentes políticos han sido procesados por la financiación de sus campañas con dineros aportados por empresas y justificados con facturas o boletas que resultaron ser falsas por referirse a prestación de servicios inexistentes.

Los documentos eran además utilizados por las empresas para rebajar sus impuestos.

Al llegar al Octavo Tribunal de Garantía de Santiago, donde se ve el caso, Enríquez-Ominami, candidato a la Presidencia en 2009, 2013 y 2017, manifestó su molestia por la tardanza de la Justicia en ver el caso. "Justicia que se demora es justicia denegada, y es impropio algo que se demora casi tres años", afirmó.

La acción contra el político surgió de una querella presentada por el Servicio de Impuestos Internos (SII) el pasado 17 de abril, que lo acusa de facilitación de la documentación tributaria falsa que permitió a SQM rebajar indebidamente su renta líquida imponible, al registrarlas como gasto en su contabilidad.

En concreto, se le acusa de haber facilitado a SQM un total de 36 facturas falsas, por más de 320 millones de pesos (unos 516.000 dólares al cambio actual) entre los años 2009 y 2014.

La defensa de Enríquez-Ominami había solicitado previamente su sobreseimiento total, pero el escrito no fue examinado en la audiencia de este viernes.

"Pido que la Justicia opere y confío en ello", dijo a los periodistas el imputado cuando salía del tribunal.

Tras reiterar su molestia por los casi tres años que lleva el caso, señaló que "no hay nada nuevo y corresponde que las instituciones, como decía un expresidente, funcionen" indicó, en alusión a Ricardo Lagos, que gobernó Chile entre 2000 y 2006.

La audiencia de este viernes tuvo lugar después que el líder del PRO anunciara esta semana "un paréntesis" en su vida política, con el objeto de "sanar sus heridas", con su imagen publica dañada "sobre la base de supuestos, caricaturas y filtraciones".

"Nos ganaron esta partida y a mí me convirtieron en el chivo expiatorio de todos los males de la política", dijo en su cuenta de Facebook.

"Estamos en otra etapa de nuestras vidas (...) No tengo nada nuevo que agregar", dijo hoy tras la audiencia el hijo de Miguel Enríquez, mítico fundador y líder del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), muerto en combate contra las fuerzas represivas de la dictadura de Augusto Pinochet en 1974. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7