Inauguran nueva valla fronteriza en San Diego

SAN DIEGO (AP). Un desfiladero usado antes por miles de inmigrantes para entrar ilegalmente a Estados Unidos desde México ha sido cerrado por un masiva berma cubierta por una valla de acero y una fuerte iluminación.

El proyecto, llamado Smuggler's Gulch, fue inaugurado ayer lunes. Supuso el transporte de 9,94 metros cúbicos (1,3 millones de yardas cúbicas) de grava para rellenar parte del cañón, que rodea la frontera desde el océano Pacífico y recorre lo largo del estuario del río Tijuana.

La construcción, tras 12 años de planes, revisiones medioambientales y demandas legales, ha transformado el aspecto de gran parte del lado oeste de la frontera, una zona ambiental delicada que se llena de aves migratorias.

Los precarios caminos serpenteantes que antes rodeaban cada lado del cañón ya han desaparecido y ahora el recorrido se llenó de grava para dar lugar a la berma de color marrón claro, cubierta por una carretera de asfalto.

También han desaparecido las multitudes de inmigrantes y vendedores que hacían negocio con ellos en el lado mexicano del desfiladero.

"Esto ha cambiado de forma brutal", señaló Daryl Reed, agente de control de la frontera, al recordar una etapa de los años 90 en que un agente podía arrestar a docenas de personas en un sólo turno.

El proyecto, que costó unos 59 millones de dólares, forma parte de un plan que se remonta a 1996, cuando el Congreso aprobó la construcción de una valla de 22,5 kilómetros (14 millas) que se adentraba en la frontera desde el océano. El proceso de relleno del desfiladero y la construcción alrededor de la zona resultó fuertemente controversial debido a las protestas de los defensores del medioambiente, que temían daños al hábitat del estuario.

La oficina de control fronterizo, sin embargo, insiste en que los cambios ayudarán a preservar el medioambiente, ya que menos gente deambulará por la zona y las carreteras de asfalto han reducido el polvo en el aire.

En 1986, hubieron 600,000 arrestos de inmigrantes a lo largo de la frontera de San Diego con México, explicó el portavoz gubernamental Jerry Conlin. El número ha bajado de forma dramática: 162,000 arrestos el año pasado.

Los críticos del proyecto señalan, sin embargo, que la gente es ahora simplemente empujada hacia el este para cruzar la frontera.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes