Incendio en Ciudad del Samba: Desfilaré descalza si hace falta

RIO DE JANEIRO ( AFP). " Desfilaré descalza si hace falta", afirmó entre lágrimas Cris Viana, la reina de la escuela de samba Grande Rio, ante el taller calcinado donde este lunes quedaron reducidos a cenizas carros alegóricos y miles de trajes en un gran incendio a sólo un mes del Carnaval.

Esta bella mulata, cuya tarea es bailar sin parar sobre altos tacones y con micro-bikinis de plumas y lentejuelas al ritmo de 400 percusionistas, solloza en los brazos de uno de los directores de la escuela.

" Amo mi escuela. Mi papel es estar aquí para aportar mi solidaridad", agregó Cris.

Grande Rio fue la escuela más afectada por el incendio que este lunes arrasó con una parte de la Ciudad de la Samba -donde se agrupan los talleres en la zona portuaria-, al perder el 90% del trabajo estimado en más de cuatro millones de dólares.

El grupo forma parte de las doce mayores escuelas de samba que deben desfilar el 6 y 7 marzo por la avenida del Sambódromo, en un espectáculo que atrae a cientos de miles de personas cada año.

Apartada del tumulto, Elisangela, de 36 años, seca regularmente sus lágrimas con un pañuelo. Los bomberos no la dejaron ingresar al edificio y, desconsolada, los observa luchar contra el negro humo que irrita la nariz y todavía se eleva desde las ventanas.

" Todos nuestros disfraces se quemaron. Cuando escuché la noticia en la radio, vine", dijo traumatizada junto a otros cientos de bailarines de su comunidad.

Grande Rio fue fundada en Duque de Caxias, un suburbio al norte de Rio. Como todas las escuelas nacidas en barrios pobres, forma parte de la cultura popular del barrio y la ciudad.

Los talleres de otras dos escuelas, Portela y Uniao da Ilha, también se quemaron, aunque "milagrosamente", según los responsables, los carros alegóricos pudieron salvarse dado que el fuego se concentró en los pisos donde eran fabricados las esculturas y el vestuario.

Algunos de los carros que escaparon de las llamas fueron sacados para el patio interno, y develaron enormes dinosaurios de yeso, estructuras doradas y con pequeños vidrios que brillan bajo el sol.

" Cuando vi las imágenes en la televisión, tuve la misma sensación que el 11 de setiembre (de 2001). No creía lo que veía", contó a la AFP Paulinho "Barbicha", de 61 años y director de los carros alegóricos de Uniao da Ilha.

De camisa blanca y gorro estilo panamá, siguiendo la tradición del samba, Paulinho explica que " sólo uno de los siete carros de la escuela fue dañado" y que se perdió la mitad de los disfraces.

El 'carnavalesco' (guionista de la escuela) Alex de Souza afirma " no estar en condiciones de hablar".

" Debo seguir evaluando los daños", se disculpa al borde de las lágrimas.

" Es una sensación de dolor, desesperación, de decepción. Es un trabajo de un año que se evapora. Estoy aquí para recuperar lo que se pueda recuperar", declaró Denise Garcia, una de las directoras de Portela, que porta con orgullo una camisa con los colores de su escuela.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes