Incendio forestal en California se dirige a casas

Las autoridades de California redoblaron su lucha contra un incendio forestal que ha provocado una densa humareda y amenaza a más de 500 hogares en el centro del estado, en un intento por controlar las llamas antes de que el clima cambie hacia días más cálidos y secos, según una vocera del Servicio Forestal de Estados Unidos.

El incendio que se extiende dentro y alrededor del Parque Nacional Secuoya dobló su tamaño el domingo por la noche y se acercó hasta una milla (1,6 kilómetros) de una zona urbanizada unas 30 millas al nordeste de Bakersfield, donde agentes nombrados por el sheriff recorrían las calles con bocinas y llamaban a las puertas instando a los vecinos a evacuar la zona, según las autoridades.

"Estaban ahí fuera recorriendo las calles toda la noche", dijo la vocera del Servicio Forestal Cindy Thill. "Acabo de hablar con alguien por teléfono que dijo que los sheriff le habían avisado a las 2 de la madrugada".

El incendio en Shirley ha calcinado 3,1 millas cuadradas de árboles, hierba y matorral y destruido al menos dos estructuras, según el vocero de las operaciones de extinción Jay Nichols.

El fuego, que comenzó el viernes por la noche, está contenido en un 10 por ciento. El domingo por la tarde se vio aventado por el viento en las cimas de las montañas, explicó Nichols.

Las autoridades creen que las llamas se extenderán hacia las viviendas evacuadas en Wofford Heights, una comunidad situada entre el incendio y el lago Isabella, un destino de ocio muy popular.

Más de 1.100 bomberos luchaban contra el fuego en un terreno escarpado, con la ayuda de aviones que derraman retardante y helicópteros que descargan agua y pueden volar de noche.

Actividades como la acampada, el hipismo y el rafting en la zona de Secuoya continuaban de momento sin verse afectadas por el incendio, según el Servicio Forestal.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7