Incendios en Australia dejan 84 muertos; los más mortales

HEALESVILLE, Australia (AP). Poblaciones enteras fueron borradas del mapa por incendios forestales que arrasaron el sureste de Australia, matando a personas dentro de sus casas y automóviles. El número de muertos aumentó hoy domingo a 84, convirtiendo el incendio en el más mortal en la historia del país.

Las altas temperaturas, de hasta 47 grados centígrados (117 Fahrenheit), combinadas con vientos potentes generaron condiciones de horno que alimentaron el fuego masivo que se extendió por un largo trecho del estado de Victoria, al sureste del país, donde han ocurrido todos los fallecimientos.

Al menos 700 casas han sido destruidas por el fuego, que ha obligado a los habitantes de la región a huir de sus casas.

La cifra oficial de muertos llegó el domingo a 84 en 20 localidades, dijo la policía en un comunicado. Se teme que el número aumente, dijeron las autoridades. Al menos hay 80 hospitalizados con quemaduras, informó el Alfred Hospital, uno de los mayores en la zona del incendio.

Australia sufrió 75 muertos por los incendios forestales de 1983.

"El infierno con toda su furia ha visitado a las buenas personas de Victoria en las últimas 24 horas", afirmó el primer ministro australiano Kevin Rudd a los periodistas mientras visitaba la zona devastada hoy domingo. "Es una tragedia sorprendente para toda la nación", agregó.

Miles de voluntarios agotados aún seguían luchando contra unos 30 incendios fuera de control el domingo en Victoria, agregaron las autoridades, aunque las condiciones han mejorado considerablemente.

Sin embargo, aún podrían pasar días antes de que el fuego pueda ser controlado, incluso si las temperaturas se mantuvieran bajas, agregaron las autoridades.

Funcionarios del gobierno indicaron que el ejército podría ser desplegado para prestar ayuda y Rudd anunció un paquete de ayuda de emergencia valuado en 10 millones de dólares australianos (siete millones de dólares).

La tragedia ha conmovido a todo el país. Los dirigentes de otros estados, muchos de los cuales han sufrido incendios catastróficos antes, prometieron enviar dinero y bomberos voluntarios a combatir el fuego. Las cuentas abiertas el domingo para recibir donaciones del público rápidamente comenzaron a aumentar notablemente.

Los testigos describieron haber visto algunos árboles estallar en llamas y ver llover ceniza el sábado.

La policía indicó que se ha visto impedida de alcanzar algunas zonas calcinadas por el fuego para confirmar los detalles de los fallecimientos y hacer cálculos de pérdida de propiedades.

Según testigos, casi el 90% de los inmuebles de Marysville, una comunidad de 800 personas localizada 35 kilómetros (20 millas) al oeste de Kinglake, estaban en ruinas. La policía informó de dos muertes en el lugar.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes