Incursión israelí deja cuatro palestinos muertos

BUREIJ, Franja de Gaza (AFP) - Cuatro civiles palestinos, entre ellos un niño de diez años, murieron hoy viernes en una incursión del ejército israelí en Gaza, donde militares del Estado hebreo mantuvieron enfrentamientos con activistas palestinos armados.

Al menos otras 25 personas resultaron heridas -tres de ellas niños en estado grave- en la incursión, que se produjo tras la amenaza lanzada por Israel de atacar al movimiento islamista Hamas, que controla la franja de Gaza, por considerarlo responsable del ataque mortal del miércoles contra el paso de Nahal Oz, en la frontera entre el territorio palestino e Israel.

Al alba, al menos quince tanques y dos excavadoras israelíes penetraron en las cercanías de la localidad de Bureij, en el centro de la franja de Gaza.

Militantes de varios grupos armados palestinos reaccionaron a esta incursión con numerosos disparos de cohetes antitanques y obuses de mortero, señalaron fuentes de la seguridad.

Los tanques se desplegaron a un kilómetro de la frontera, según varios testigos.

Según fuentes médicas, dos civiles murieron por un disparo de tanque contra su casa en el campo de refugiados mientras que un aparato israelí realizaba un ataque en los alrededores.

Un tercer habitante de la casa, gravemente herido, falleció más tarde en el hospital, añadieron.

Asimismo, varios testigos señalaron que activistas palestinos dispararon contra los soldados israelíes, que respondieron al ataque alcanzando la casa mientras los combatientes huían.

Poco antes, un niño de diez años llamado Riyad Owayssi se encontraba con otros pequeños cerca de los tanques israelíes cuando fue alcanzado por el disparo de un obús.

La incursión cerca de Bureij fue calificada de "operación de rutina" por una portavoz del ejército israelí.

Se produjo pocas horas después de un ataque aéreo del Estado hebreo, el jueves por la noche, en el que dos miembros de Hamas murieron en el sector de Jazara, al este de Jan Yunés (sur de la franja de Gaza), según fuentes médicas.

Ambos eran primos, tenían unos 20 años y pertenecían a una unidad estacionada en la frontera entre Israel y la franja de Gaza para hacer frente a eventuales incursiones israelíes.

El miércoles, dos guardias israelíes del paso de Nahal Oz, el único punto de tránsito de carburantes entre Israel y la franja de Gaza, murieron en un ataque de los grupos palestinos de la Yihad Islámica, los Comités de Resistencia Popular y las Brigadas de los Muyahidines.

Ese mismo día, siete palestinos también fallecieron en acciones de represalia israelíes y el paso de Nahal Oz fue cerrado.

Israel amenazó con atacar a Hamas. "Es responsable de este terror incesante", declaró el jueves por la noche el primer ministro, Ehud Olmert, ante miembros de su partido, Kadima.

"Les prometo que la respuesta contra Hamas será tal que no volverá a actuar contra los ciudadanos israelíes", prosiguió.

"Saldaremos nuestras cuentas con Hamas, el único responsable de todo lo que pasa en la franja de Gaza. Elegiremos el momento y el lugar oportunos", previno el viceministro de Defensa, Matan Vilnai.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada

¿Quieres comer en los mejores restaurantes?

Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes