Industria nuclear garantiza seguridad de nuevos reactores

OLKILUOTO, Finlandia ( AP). En las antípodas de la emergencia atómica en Japón, los ingenieros que construyen un reactor nuclear de avanzado diseño junto a la helada costa de Finlandia insisten en que en este país no podría ocurrir una crisis de ese tipo.

Y no solamente porque Finlandia es sísmicamente estable.

El Reactor Europeo Presurizado (REP), un proyecto de 1.600 megavatios que entrará en funcionamiento en el 2013 en Olkiluoto, a 315 kilómetros (195 millas) al noroeste de Helsinki, es el primero de su clase que generará electricidad tras el desastre japonés.

Cuenta con muros de suficiente grosor para aguantar el impacto de un aeroplano, componentes diseñados para tolerar el frío del invierno nórdico y multitud de nuevos sistemas de seguridad.

"Tenemos tantos sistemas de respaldo que el tipo de accidente ocurrido en Japón no podría producirse aquí", dijo el gerente del proyecto Jouni Silvennoinen.

Con el renacer de la industria nuclear en juego, la industria atómica encara el desafío de persuadir al público de que los nuevos reactores como las unidades de REP construidos por la empresa francesa Areva en Finlandia, Francia y China no solamente son más seguros que los antiguos, sino que son virtualmente a prueba de desastres.

La empresa controlada por el estado ha ofrecido su tecnología en Estados Unidos y en países en vías de desarrollo como la India, Arabia Saudí y Brasil. Desde el desastre japonés, las acciones de Areva han bajado un 12,4% a 31,49 euros el viernes.

La directora general de Areva Anne Lauvergeon sostuvo que una planta con tecnología REP habría sobrevivido al sismo y el maremoto sin fugas de radiación.

Empero, cuesta convencer a la gente debido a las explosiones y fugas de radiación en la planta japonesa de Fukushima Dai-ichi, que han minado la confianza en la industria nuclear. Esa confianza necesitó décadas para ser restaurada tras el desastre ucraniano de Chernobyl en 1986 y el accidente de 1979 en Three Mile Island, en Pensilvania.

Anonadada por la crisis japonesa, la Unión Europea pidió que sean sometidos a "pruebas de estrés" sus 143 reactores. Alemania _ la mayor economía de la UE _ suspendió temporalmente sus planes para prolongar la vida de sus envejecientes plantas nucleares y piensa abandonar ya ese tipo de tecnología en los próximos 25 años.

Incluso China, que planea una enorme expansión de la energía nuclear, dijo que postergará la aprobación de nuevas plantas nucleares para permitir la revisión de sus normas de seguridad.

En la planta de Fukushima, que comenzó a funcionar en 1971, el potente sismo y subsiguiente maremoto dañaron el sistema de refrigeración, que se calentó excesivamente y comenzó a dispersar radiación al medio ambiente.

¿Podría haber evitado estos problemas un reactor moderno?

El principio de la generación de electricidad es el mismo que el de los reactores más antiguos como el de Fukushima: la reacción nuclear calienta el agua para crear vapor que hace girar las turbinas generadoras de electricidad.

Las nuevas plantas REP cuentan con sistemas de apoyo como generadores diesel situados en edificios diferentes para protegerlos de cualquier accidente que pudiera ocurrir en el edificio del reactor principal.

En Olkiluoto, cuatro poderosos generadores diesel sirven de respaldo si el primer paso de conexión a la red nacional no tiene éxito. Si no funcionan, son activados otros dos generadores más modestos, y si eso no sucede, el nuevo reactor puede ser conectado a sistemas conjuntos de respaldo de dos reactores más antiguos en Olkiluoto.

Existen además nuevas "barreras protectoras" que protegen el medio ambiente de los productos radiactivos usados en el reactor. Por ejemplo, se depositan los cátodos de combustible en contenedores metálicos de considerable grosor y un doble caparazón de hormigón armado que envuelve la cápsula de contención en la que se encuentra el reactor.

Además de los desastres naturales, los reactores modernos de todo el mundo deben soportar ataques terroristas y _ desde los atentados del 11 de septiembre del 2001 _ incluso el impacto de grandes aviones comerciales, dijo el investigador independiente de la industria nuclear francesa Mycle Silvennoinen.

Situada a unos 200 metros del helado Mar Báltico, la planta nuclear de Olkiluoto se encuentra elevada para poder aguantar mareas de hasta 3,5 metros (11 pies), considerado el peor de los casos.

El director de la Autoridad de Radiación y Seguridad Nuclear de Finlandia, Jukka Laaksonen, insistió que las medidas de seguridad deben ser diseñadas según las condiciones locales y agregó que uno de los principales defectos de Fukushima era que su muro de contención del mar era demasiado bajo.

"Los REP tienen mejores sistemas de seguridad que plantas similares más antiguas, pero tener una buena planta no es suficiente", reconoció Laaksonen. "Además, hay que prestar atención a las condiciones del lugar. Si el REP no es protegido debidamente contra un tsunami ... nunca se sabe lo que podría ocurrir".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes