Ingrid Betancourt anuncia un retiro de la vida pública

MÉXICO (AFP). La ex rehén franco-colombiana Ingrid Betancourt afirmó hoy viernes que tras su visita a México se retirará un año de la vida pública para escribir el testimonio de su largo cautiverio, y que únicamente participará en actividades en favor de los secuestrados en el mundo.

"No me van a volver a ver por un tiempo porque necesito aislarme para escribir y tratar de hacer algo que creo que es necesario, que es dar testimonio de lo que viví", explicó Betancourt en una conferencia de prensa en la residencia del embajador de Francia en México, Daniel Parfait.

La activista, que pasó más de seis años secuestrada por la guerrilla colombiana de las FARC, dijo que en los próximos tiempos sólo aparecerá en apoyo de los centenares de secuestrados en su país y en otras partes del mundo, y citó a la activista birmana Aung San Suu Kyi y al soldado israelí Gilad Shalit.

La ex candidata presidencial, de 46 años, reiteró que no se postulará por el momento a ningún cargo público en Colombia por motivos familiares. Además, la política en Colombia "no me parece atractiva y a veces (es) francamente repugnante", dijo.

"No quiero moverme por ambiciones personales", afirmó la ex rehén, rescatada en una operación militar el 2 de julio.

Betancourt acaba de finalizar una gira que le ha llevado por buena parte de los países de América del Sur buscando una acción conjunta en favor de sus compañeros todavía en poder de la guerrilla colombiana.

"Que (Fidel) Castro diga que las FARC no deben seguir secuestrando es muy importante y tiene mucha repercusión en sus filas. Pero si lo dice Chávez, Morales, Correa, Tabaré (Vázquez) y otros entonces las FARC no pueden seguir diciendo que tienen amigos y enemigos", explicó al referirse al líder cubano y a los presidentes de Venezuela, Bolivia, Ecuador y Uruguay.

"La solución armada es anacrónica", consideró Betancourt, para quien las FARC deberían aprovechar el "momento histórico" que está viviendo una América del Sur con gobiernos mayoritariamente de izquierda elegidos por las urnas.

En el mismo sentido coincidió con el presidente de México, Felipe Calderón, durante una reunión que sostuvieron este viernes en la residencia oficial de Los Pinos.

"En una América Latina democrática ya no se justifican los movimientos armados y violentos para acceder al poder. Allí están las instituciones democráticas", señalaron Calderón y Betancourt, según un comunicado del gobierno mexicano.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes