Inmigrantes hispanos atesoran grandes esperanzas en EU

WASHINGTON (AP). Las actividades cotidianas de Marlén López parecen fácil, pero distan de serlo: La trabajadora indocumentada limpia oficinas para pagar sus cuentas y no ha visto a su hijo de ocho años desde que salió de El Salvador hace tres años.

Sin embargo, a los 33 años de edad López está contenta con su trabajo, tiene esperanza en el futuro y confía en que su hijo tendrá algún día un título universitario en Estados Unidos.

Para López, como para muchos otros inmigrantes hispanos, el optimismo de vivir en Estados Unidos aparece en parte como un resultado de que lo ve como algo posible.

Una encuesta de Associated Press-Univision entre más de 1,500 latinos revela que los inmigrantes hispanos, muchos con problemas enormes en sus países de origen, tienen una visión más idealizada de Estados Unidos que los hispanos nacidos en territorio estadounidense.

Es una experiencia a menudo relatada en la historia de Estados Unidos que trata de inmigrantes atraídos por una tierra de oportunidades y felices con el contraste con su situación anterior. Pero también una narración de grupos étnicos que en cuanto llegan se enfrentan a escollos sociales y económicos que persisten e generación en generación.

Para López, la vida en Estados Unidos ha cumplido hasta ahora las expectativas que se formó desde que era una muchachita en El Salvador. Limpiando oficinas gana en una semana el doble o triple de lo que recibía como cajera de una tienda de comestibles en su país. Y ahora tiene jornadas laborales de mucha menor duración, mientras se prepara para llevar a su hijo y a su padre a Estados Unidos.

"Uno espera lo mejor, y a veces no lo logra, pero estoy bien donde estoy", dijo López, quien vive en Maryland, en declaraciones en español a un periodista.

El sondeo, también auspiciado por la organización The Nielsen Co. y la Universidad de Stanford, develó marcadas diferencias entre las esperanzas que tienen hacia sus hijos los inmigrantes progenitores y los hispanos nacidos en Estados Unidos: El 77% de los padres hispanos nacidos en terceros países creen será más fácil para sus hijos encontrar un buen trabajo, contra el 31% de los hispanos nacidos en Estados Unidos.

De manera similar, muchos más inmigrantes hispanos creen que para sus hijos será más fácil comprar casa y formar una familia, en contraste con un número menor entre los hispanos nacidos en suelo estadounidense.

"Parece que tengo un pie en ambos mundos", dijo Sindy Avila, una indocumentada de 21 años que fue llevada a Estados Unidos por sus padres cuando tenía un año de edad.

"Voy creando gradualmente mi identidad", expresó Avila, que estudia en la Universidad Estatal de Portland.

El estudio AP-Univision fue realizado del 11 de marzo al 3 de junio por el organismo National Opinion Research Center de la Universidad de Chicago mediante una muestra de familias hispanas suministrada por Nielsen. El margen de error en la muestra es de más o menos 3,5 puntos porcentuales.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes