Insurgentes secuestran a 8 familiares de policías en la Cachemira india

Un grupo de insurgentes secuestró anoche a al menos ocho familiares de policías en el sur de la Cachemira india, después de que las fuerzas de seguridad arrestasen a parientes de presuntos terroristas, incluyendo al padre de un conocido comandante, informaron hoy a Efe fuentes policiales.

"Han llegado a los oídos de la Policía algunos incidentes de secuestro y estamos verificando los detalles", confirmó el inspector general de la Policía de Cachemira, S.P. Pani, quien precisó que se ha lanzado una alerta en la región para evitar más raptos.

Situada a los pies del Himalaya, Cachemira es la única región india de mayoría musulmana y, si bien son habituales los enfrentamientos, emboscadas e incluso secuestros de policías, no es común que los insurgentes opten por atacar a sus familias.

Fuentes policiales que pidieron el anonimato confirmaron a Efe el secuestro de cinco familiares de policías en el distrito de Kulgam, dos en Pulwama y otro en Shopian.

La víctima de esta última demarcación administrativa, raptada en su casa de la aldea de Thiarun, es un sobrino de un superintendente segundo, Syed Shah, que trabaja en el cuartel general de Srinagar, la capital de verano de Cachemira.

Los secuestros se producen después de que las familias de dos insurgentes, Shahjahan y Syed Naved, acusasen a las fuerzas de seguridad de prender fuego a sus casas la noche del miércoles y de que fuesen arrestados cuatro familiares de insurgentes en la región.

Entre ellos se encuentra el padre de 70 años de Riyaz Naikoo, un comandante del grupo terrorista Hizb-ul-Mujahideen (HM).

En medio del estallido de violencia, el pasado miércoles, cuatro policías murieron en una emboscada insurgente ocurrida después de que dos terroristas pereciesen en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad.

"La Policía ha decidido permitir a sus hombres realizar solamente visitas sorpresa a sus familias y únicamente después de haber avisado con antelación a las correspondientes comisarías", explicó a Efe un alto mando policial que prefirió mantener el anonimato.

Pakistán reclama la completa soberanía de Cachemira desde la partición del subcontinente en 1947 y su independencia del Imperio británico.

Las dos naciones han librado dos guerras y conflictos menores por este territorio, separado por una frontera provisional que divide las dos Cachemiras y que es una de las zonas más militarizadas del mundo. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes