Interrogan en caso de espionaje a ex asistente de primer ministro

LONDRES (AP). Andy Coulson, ex director de Comunicaciones del primer ministro David Cameron, fue interrogado el jueves, en el marco de la investigación sobre la ética en los medios de comunicación, respecto a su época de editor de un tabloide que realizó interceptaciones telefónicas.

Coulson insistió en que no sabía que empleados de News of the World estaban interviniendo mensajes de voz de celebridades, políticos y víctimas de delitos en su afán de tener información exclusiva y aumentar su circulación.

El editor dejó el periódico en 2007 después de que un reportero y un investigador privado fueron encarcelados por espionaje telefónico, y se convirtió en el poderoso jefe de prensa de Cameron ese mismo año, ayudando a los conservadores a regresar al poder en la elección nacional de mayo de 2010. Renunció a su cargo en enero de 2011, al intensificarse el escándalo.

Coulson compareció luego de que la investigación del juez Brian Leveson giró su atención a la relación a veces complaciente entre los ejecutivos de la prensa británica y los políticos. Ya se habían examinado las relaciones de los diarios con el público y la policía.

Políticos de todos los partidos buscaron durante años el apoyo de los periódicos, en especial los muy vendidos tabloides de Rupert Murdoch, a cuyo respaldo se ha atribuido el poder de producir cambios en resultados de elecciones. Respecto a ello, ha crecido el malestar sobre qué favores pudieran haber recibido los periódicos a cambio.

Coulson dijo que Murdoch no se involucraba en las decisiones editoriales o políticas del diario. Recordó que el magnate jamás le dijo a qué partido debía apoyar News of the World entre 2003 y 2007.

Señaló que Murdoch era un jefe que se comunicaba sólo en raras ocasiones con los ejecutivos del periódico.

Cuando llamaba, "discutíamos la política en general, y él me daba su opinión sobre las noticias del momento", sin interferir en la línea editorial del rotativo, dijo Coulson.

Leveson señaló que investigará si la relación "se había salido de control".

"Es obvio que los políticos querrán obtener apoyo y que necesitan apoyo para los mensajes que quieren comunicar", señaló. "Pero ... ¿hay un riesgo de que exista una influencia inapropiada de la prensa?".

La comparecencia de Coulson en la investigación resultaría incómoda para el primer ministro, cuyas relaciones con ejecutivos de alto rango de News Corp., propiedad de Murdoch, lo han involucrado en el furor causado por el escándalo de espionaje telefónico.

Cameron tiene vínculos cercanos con Coulson y con Rebekah Brooks, otra ex editora del World y ex directora de las publicaciones británicas de Murdoch, quien presentará este viernes evidencia a la indagatoria.

Tanto Coulson como Brooks fueron arrestados por la policía e interrogados sobre los delitos del tabloide, aunque ninguno ha sido acusado.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7