Investigadores: Norcorea hundió buque con torpedo

SEUL ( AP). Corea del Sur acusó el jueves a Corea del Norte de disparar un torpedo que hundió un buque surcoreano de guerra en marzo, matando a 46 marinos, en el peor desastre militar del país desde la guerra entre ambas Coreas.

El presidente surcoreano Lee Myung-bak prometió tomar "medidas severas" tras la provocación, después de que se difundieran los resultados de una investigación multinacional del incidente. Corea del Norte, describió los resultados como una farsa y avisó de que cualquier represalia provocaría la guerra.

Los investigadores dijeron que las pruebas demuestran de forma irrefutable que Corea del Norte disparó un torpedo que causó una fuerte explosión subacuática que partió en dos el buque Cheonan, el 26 de marzo.

Cincuenta y ocho marinos fueron rescatados de las gélidas aguas del Mar Amarillo, frente a la frontera marítima entre las dos Coreas, pero perecieron 46.

" Emprenderemos contramedidas claras contra Corea del Norte y haremos que admita sus maldades a través de una fuerte cooperación internacional", dijo Lee al primer ministro australiano Kevin Rudd en una conversación telefónica, informó la oficina presidencial.

La Casa Blanca describió el hundimiento como un inaceptable " acto de agresión" que viola la ley internacional y la tregua firmada en 1953.

El secretario de la ONU, Ban Ki-moon, un ex canciller surcoreano, señaló que los resultados de la investigación son " seriamente preocupantes", según dijo uno de sus portavoces en un comunicado.

China, un aliado tradicional de Corea del Norte, describió el hundimiento del buque como "poco afortunado" pero no expresó apoyo hacia Seúl. El viceministro de Relaciones Exteriores Cui Tiankai rechazó ofrecer más comentarios al respecto el jueves y sólo reiteró la posición china sobre la necesidad de mantener la paz en la península coreana.

Funcionarios surcoreanos y estadounidenses han señalado que están considerando varias opciones, desde que el Consejo de Seguridad de la ONU tome medidas, a que Estados Unidos imponga sanciones adicionales.

Pyongyang continuó negando cualquier participación en el hundimiento y señaló que enviaría a sus propios investigadores a analizar el episodio. También destacó que cualquier represalia contra el Norte provocaría la guerra.

Corea del Norte avisó a Corea del Sur sobre no cometer actos de provocación cercanos a la frontera entre ambos países justo después de que ocurriera el hundimiento.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes