Investigan interferencias a señales del Grupo Clarín

BUENOS AIRES (AP). El Comité Federal de Radiodifusión (Comfer) pidió el viernes a la justicia que investigue las interferencias que ha sufrido el Grupo Clarín en los últimos días, que provocaron interrupciones temporales en la transmisión satelital de sus canales de televisión y radioemisoras.

El titular del ente estatal, Gabriel Mariotto, explicó que "el Estado argentino tiene poca capacidad de detectar el origen de esta interferencia" por lo que decidió presentar una denuncia judicial para que se investigue su origen.

Artear Argentina, la productora de contenidos del Grupo Clarín, denunció que desde el miércoles ha sufrido interrupciones temporales en la transmisión satelital de sus canales 13 y Todo Noticias (de cable) y las emisoras de radio Mitre y 100.

Eduardo Baggio, gerente de Tecnología de Artear, explicó al diario La Nación que la compañía tiene contratado un segmento del satélite IS-3R de Intelsat a través del que distribuye sus señales.

"Ese segmento es de uso exclusivo de Artear... Alguien está subiendo una señal en el mismo segmento y destruye nuestras señales. Eso impide que nuestros canales se vean vía satélite en el interior y el exterior del país", dijo Baggio.

El satélite también es utilizado por otros canales nacionales y extranjeros, cuyas transmisiones no se han visto afectadas.

El Grupo Clarín, controlado por capitales argentinos y con una participación de Goldman Sachs del 9%, posee varios canales de televisión abierta y cable, radioemisoras y dos redes de televisión por cable que suman tres millones de abonados.

El grupo también es propietario del diario del mismo nombre, uno de los de mayor tirada de habla hispana, entre otras publicaciones.

El jueves, el Senado solicitó al Ejecutivo que abra una investigación sobre el caso.

Según el diputado del opositor PRO Esteban Bullrich, "resulta sospechoso que esto ocurra en el medio de la disputa que el gobierno mantiene con el Grupo Clarín y la anunciada intención oficialista de sancionar una nueva ley de radiodifusión".

Pero Mariotto negó esa vinculación: "Hay que ser muy certeros en las acusaciones porque es de gran irresponsabilidad adjudicarle (una vinculación) al debate parlamentario y democrático de una ley del servicio audiovisual de la democracia".

La presidenta Cristina Fernández y su esposo y antecesor en el poder Néstor Kirchner mantienen una tensa relación con la prensa y en particular con el Grupo Clarín, al que suelen dirigir duras críticas públicas.

La semana pasada, Fernández presentó una propuesta de reforma de la ley que regula el sistema de radio y televisión sancionada durante la última dictadura militar.

Según la mandataria la nueva norma busca democratizar el acceso a la información y terminar con los monopolios de los medios de comunicación. Pero organizaciones periodísticas y la oposición política advirtieron que el gobierno podría querer controlar a la prensa.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) emitió un comunicado en el que "deploró la interferencia en Argentina de la señal satelital del Grupo Clarín... y urgió a las autoridades encargadas a indagar y deslindar responsabilidades con prontitud".

El presidente de la SIP, Enrique Santos Calderón, sostuvo que "es importante conocer porqué ocurrieron las interrupciones y porqué solo se vio interrumpida la señal de Grupo Clarín y no a otros proveedores que utilizan el mismo satélite". Agregó que "sorprende que este incidente ocurra justo cuando la SIP y organizaciones de prensa vienen denunciado la tensa relación entre la prensa argentina y la presidencia de ese país".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes