Investigan la muerte de tres bebés en un hospital de Belfast

Dublín ( EFE). La autoridades sanitarias de Irlanda del Norte investigan hoy el origen de una misteriosa infección que ha causado en las últimas dos semanas la muerte de tres bebés en un hospital de Belfast.

Otros seis pequeños presentan síntomas de esa infección en su piel, mientras otro caso sospechoso está siendo analizado, según informaron hoy fuentes del Royal Jubilee Maternity Hospital de la capital norirlandesa.

La principal preocupación de las autoridades es que la infección no se contagie a la sangre de los bebés enfermos, que presentan síntomas de haber sido afectados por la bacteria Pseudomona aeruginosa, uno de los principales causantes de las infecciones que se contraen en los centros de salud.

Para frenar el contagio, los responsables de la unidad de maternidad del hospital han llevado a cabo una exhaustiva operación de limpieza, que incluyó la retirada de grifos y el análisis de lavabos y tuberías, pues se cree que su origen podría estar en el sistema de agua.

También se ha utilizado instrumental vaporizador para tratar con un gas de peróxido de hidrógeno ciertas dependencias selladas, lo que, en teoría, acabaría con bacterias presentes en armarios, cajones, cubos de desperdicios, superficies y material médico.

De momento, no obstante, las autoridades admiten que no han logrado aún identificar la fuente de la infección.

La Pseudomona aeruginosa puede causar infecciones respiratorias y gastrointestinales a menudo letales en pacientes gravemente enfermos o con el sistema inmunitario deprimido, sobre todo en el medio hospitalario.

Este último es el caso de los bebés afectados, ya que los tres que fallecieron habían nacido prematuramente.

En un comunicado emitido por el Departamento norirlandés de Salud se explica que los otros seis pequeños afectados " continúan recibiendo tratamiento neonatal" y que, " como medida de precaución, su piel podría ser examinada de nuevo para determinar si portan la bacteria".

Según la nota, la unidad de cuidados intensivos para bebés prematuros en este hospital continúa cerrada, mientras que el resto de servicios del Royal Jubilee funcionan con normalidad.

El ministro norirlandés de Sanidad, Edwin Poots, comparecerá hoy ante la Asamblea autónoma de la provincia para presentar un informe sobre la situación.

Hasta la fecha, el ministro se ha mostrado precavido y ha recordado que " aún se desconoce" que la bacteria en cuestión sea la Pseudomona aeruginosa, aunque es " seguro una de las posibilidades investigadas".

El primer bebé falleció el pasado 6 de enero, el segundo una semana después y el tercero el pasado jueves.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes