Investigan normas de edificación tras sismo italiano

L'AQUILA, Italia (AP). El fiscal jefe de L'Aquila anunció el sábado el inicio de una investigación sobre las presuntas violaciones de las normas de construcción tras el demoledor terremoto de hace cinco días, para averiguar si contribuyeron a la magnitud del desastre.

Los equipos de rescate recuperaron el sábado otro cadáver de las ruinas de un edificio, con lo que el número de muertos se elevó a 291.

Los equipos de socorro retiraron además los escombros de un edificio de apartamentos en L'Aquila tras indicar los perros rastreadores que podría haber sobrevivientes entre los cascotes, aunque los bomberos dijeron que la posibilidad es remota.

Los sonidos que emanan de los escombros podrían ser fugas de agua, un electrodoméstico e incluso un animal, dijeron los rescatistas.

"El trabajo es duro, cansado y delicado, porque se corre el riesgo de causar un desplome. No tiene sentido hacerlo con prisa", dijo el vocero de los bomberos Luca Cari.

Los ingenieros y geólogos dijeron que los edificios construidos según las normas de seguridad sísmica no deberían haberse derrumbado en un terremoto de intensidad 6,3, lo que plantea la posibilidad de que las normas de construcción no fueron respetadas o que en algunos casos fueron utilizados materiales de ínfima calidad.

El fiscal de L'Aquila, Alfredo Rossini, dijo que inició una investigación por presunta responsabilidades penales en los colapsos, según los medios de comunicación italianos.

"Tenemos el deber de verificar si algunos edificios fueron realmente construidos con arena, como indicaron varias fuentes, o en otros casos sin acero", dijo Rossini según el diario romano La Repubblica.

Rossini se negó a mencionar los edificios sospechosos, pero entre los que se derrumbaron o fueron considerados inhabitables a causa del sismo figuran un dormitorio universitario y un hospital. Los dos fueron construidos tras haber sido adoptadas normas antisísmicas.

Los bomberos que retiraron escombros de algunos edificios dijeron el viernes por la noche a la televisión estatal que algunos de los pilares de hormigón armado parecían haber sido levantados con materiales de escasa calidad, posiblemente con exceso de arena.

Agregaron que los rescatistas que utilizan sierras mecánicas y otros instrumentos en general cortan los pilares y soportes en forma limpia. Empero, en algunos edificios de L'Aquila, los pilares se transformaron en polvo nada más ser tocados por esas herramientas, indicio que un exceso de arena podría haber sido agregada al cemento, insistieron.

La población de esta zona montañosa de Abruzzo obtuvo una tregua durante la noche de los temblores secundarios. Desde el lunes, la actividad sísmica continuó todas las noches hasta el sábado, dijeron las autoridades de protección civil.

Los campamentos de carpas que alojan a unas 24,000 personas fueron preparados para las festividades del Dominfo de Pascua. El papa Benedicto XVI envió chocolates y huevos de Pascua para los niños sobrevivientes, dijeron los medios noticiosos locales.

Además, otras 15,000 personas fueron alojadas en hoteles playeros, fuera de las zonas afectadas por el sismo.

Un funeral colectivo fue efectuado el sábado para más de 200 víctimas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes