Iowa: inicia reparación pero temen desborde del Mississipi

IOWA CITY, EU (AFP). Los afectados comenzaban a reparar los importantes daños provocados por las inundaciones que devastaron al estado de Iowa, en el centro de Estados Unidos, donde las autoridades temían ahora un posible desborde del río Mississippi.

Las autoridades locales advirtieron que los daños podrían cifrarse en miles de millones de dólares y que probablemente se necesitarían dos semanas para que el río vuelva a su nivel normal. Unos 2,500 guardias nacionales fueron desplegados en Iowa para intentar enfrentar nuevas inundaciones. Los expertos temen que el Mississippi, el segundo mayor río de Estados Unidos, se desborde el martes o miércoles.

El gobernador del Estado Chet Culver advirtió que el nivel del Mississippi es el nuevo tema de preocupación, ya que los ríos Cedar, Iowa y Des Moines desembocan en el Mississippi.

"Es probable que veamos grandes inundaciones en todas las ciudades situadas sobre su ribera (...), estamos muy preocupados", indicó.

El Mississippi, de 3,734 km de largo, atraviesa diez estados de norte a sur y marca, en el norte, la frontera entre Iowa e Illinois, también fuertemente afectado por las inundaciones.

Más de 11 millones de personas de nueve estados del centro de Estados Unidos fueron afectadas por las inundaciones y los severos vientos de las últimas semanas, según la Agencia Federal de socorro (Fema). Iowa fue el estado más afectado, donde 83 de los 99 condados fueron declarados en estado de catástrofe natural.

En este Estado, unas 36,000 personas fueron evacuadas de sus casas, sobre todo en Cedar Rapids, segunda ciudad de Iowa.

"A pesar de que es un momento penoso para nuestro estado, cada habitante debe saber que juntos lo reconstruiremos", dijo Culver. "Las aguas se retirarán. Nuestros conciudadanos repararán (los daños) y volverán a sus casas. Y este desafío será superado por los habitantes con optimismo".

El portavoz del servicio de gestión de emergencias Nick Klemesrud dijo a la AFP que el agua se retiraba pero que llevará tiempo evaluar los daños, aunque ya prevé fuertes pérdidas. "Se trata de infraestructuras públicas, de casas, terrenos, cultivos, ganado", indicó.

Según las primeras estimaciones, las inundaciones en esta región de Estados Unidos -considerada el granero del país- podrían provocar la pérdida de al menos 20% de las cosechas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes