Irak lanza intensa ofensiva contra los insurgentes

Fuerzas iraquíes respaldadas por helicópteros artillados lanzaron a primeras horas del sábado una operación para desalojar a insurgentes suníes de la ciudad de Tikrit, uno de los dos grandes centros urbanos tomados por éstos durante su dramática ofensiva en el norte del país en semanas recientes.

Después de ver cómo buena parte de Irak quedaba fuera del control del gobierno, los jefes militares trataron de presentar la operación iniciada antes del amanecer como un paso importante que pone al ejército de nuevo a la ofensiva. Dijeron que la iniciativa incluye comandos, tanques y helicópteros, así como combatientes suníes que respaldan al gobierno y voluntarios chiíes.

Vecinos de Tikrit dijeron que había enfrentamientos en las afueras y el sur de la ciudad, pero no estaba clara la magnitud de los combates.

Jawad al-Bolani, un funcionario de seguridad del Mando de Operaciones Salahuddin, dijo que el objetivo inmediato era Tikrit, la ciudad natal del difunto dictador Saddam Hussein y una de las dos grandes localidades que cayeron recientemente en manos del Estado Islámico para Irak y el Levante (EIIL) y sus milicias suníes aliadas. Dijo que la operación no tenía un plazo concreto para finalizarse.

Helicópteros artillados atacaron antes del amanecer a los insurgentes que combatían con el ejército en la ciudad universitaria al norte de Tikrit, dijo el teniente general Qassim al-Moussawi, vocero militar. No había informes de bajas.

Las fuerzas del gobierno establecieron una cabecera de puente en la enorme ciudad universitaria el viernes por la mañana luego de ser transportadas en helicóptero.

Un alto funcionario de seguridad dijo que hubo enfrentamientos esporádicos alrededor de la Universidad de Tikrit, así como al sur de la ciudad. Las fuerzas del gobierno, que se mueven en dirección norte hacia Tikrit desde la ciudad de Samarra, avanzan con lentitud, dijo a condición de no ser identificado porque no estaba autorizado a hablar con los medios.

Habitantes de Tikrit contactados por teléfono confirmaron los ataques aéreos en la universidad el sábado al amanecer. Reportaron que siguen los combates entre el EIIL y fuerzas iraquíes al sureste, pero afirmaron que los insurgentes todavía controlan la ciudad y patrullan las calles. Algunos dijeron que vieron humo negro saliendo del complejo de palacios presidenciales junto al río Tigris después que helicópteros abrieron fuego.

Hablaron a condición de guardar el anonimato debido a que temen por su seguridad.

Otro vecino, Muhanad Saif al-Din, dijo que la ciudad se ha vaciado en los últimos días.

"Tikrit se ha convertido en un pueblo fantasma porque mucha gente se fue en las últimas 72 horas por miedo a los bombardeos aéreos al azar y posibles choques ante el avance del ejército", dijo Saif al-Din. "La poca gente que queda tiene miedo de los actos de venganza de milicianos chiíes que vienen con el ejército. Somos civiles pacíficos y no queremos ser víctimas de esta lucha".

Dijo que no hay electricidad ni agua en la ciudad desde el viernes por la noche.

Los militares también realizaron tres ataques aéreos contra los insurgentes a primeras horas del sábado en la ciudad de Mosul. Uno de los golpes afectó una zona comercial que no parecía tener un objetivo militar obvio, dijeron vecinos.

Al sur de Bagdad, fuertes enfrentamientos entre fuerzas de seguridad e insurgentes suníes dejaron al menos 21 muertos entre soldados y rebeldes, dijeron funcionarios.

Los combates duraron horas cerca del poblado de Jurf al-Sakhar, unos 50 kilómetros (30 millas) fuera de la capital. El poblado es parte de una región predominantemente suní al sur de Bagdad.

Funcionarios de hospital confirmaron las cifras de bajas entre las fuerzas del gobierno.

Todos los funcionarios hablaron a condición de no ser identificados porque no estaban autorizados a hablar con los medios.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7