Irán promete ayudar a Irak contra extremistas

 El presidente de Irán prometió el sábado que ayudará a Irak a combatir a extremistas que han surgido en el norte de ese país si Bagdad se lo pide, e incluso podría asistir a fuerzas estadounidenses en caso de que decidan emprender alguna acción militar.

Las declaraciones del presidente Hassan Ruhani no suponen necesariamente la última palabra sobre alguna la asistencia militar en la lucha de Irak contra el Estado Islámico de Irak y el Levante.

En la República Islámica, cualquier decisión militar recae en última instancia en el líder supremo del país, el ayatolá Alí Jamenei.

Sin embargo, un funcionario local citado por la agencia noticiosa semioficial dijo que más de 4.200 personas se han ofrecido de voluntarios para que se les envíe a Irak a fin de proteger los santuarios chiíes en ese país.

En declaraciones que hizo el sábado en conferencia de prensa, Ruhani afirmó que Irán estudiaría cualquier petición de asistencia que provenga de Irak, aunque el país "no tiene más opción que confrontar el terrorismo".

"Hasta hoy día, no se ha presentado ninguna solicitud específica de asistencia. Pero estamos dispuestos a ayudar en conformidad con el derecho internacional", afirmó.

"No se ha planteado hasta el momento el ingreso de nuestras fuerzas (en Irak) para efectuar operaciones. Es improbable que se den estas condiciones", agregó.

Irán ha forjado estrechos vínculos políticos y económicos con Irak desde la invasión que Estados Unidos encabezó para derrocar a Saddam Hussein. Muchos chiíes iraquíes influyentes, como el primer ministro Nuri al-Maliki, vivieron exiliados durante años en la República Islámica.

Ruhani también dijo que Irán podría considerar asistir a Estados Unidos en Irak.

"Cuando Estados Unidos emprenda alguna acción contra (los extremistas), podremos pensar en la cooperación", señaló Ruhani.

El Estado Islámico anunció que llevará la batalla hasta Bagdad y al territorio chií en el sur de Irak, donde se encuentran los santuarios chiíes a los que los devotos rinden la mayor reverencia.

Este aspecto ha preocupado a Irán, una potencia regional chií.

Ruhani dejó entrever que el Estado Islámico no podría haber efectuado sus avances por él mismo y afirmó que "hay implicados otros aspectos y coordinación".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7