Irán reprime protestas de oposición con golpes y lacrimógenas

TEHERAN (AP). La Policía iraní y decenas de miles de manifestantes se enfrentaron el lunes en el centro de Teherán, con las fuerzas de seguridad recurrieron a los golpes y al gas lacrimógeno para dispersar a los simpatizantes de oposición que tratan de repetir en su país la reciente revuelta popular de Egipto.

La oposición convocó a una manifestación en solidaridad con Egipto, cuya población obligó al presidente a renunciar tras casi 30 años en el poder. La marcha fue la primera acción de relevancia entre la oposición iraní en más de un año.

La Policía utilizó gas lacrimógeno contra los manifestantes reunidos en la plaza Enghelab (de la Revolución), en el centro de Teherán, y en la plaza Imam Hossein, así como en otras calles principales cercanas. Los manifestantes respondieron encendiendo botes de basura para protegerse de las nubes de gas.

"Te apoyamos Musavi", dijo uno de los manifestantes refiriéndose a Hosein Musavi, uno de los líderes de oposición.

"Un iraní muere pero no acepta la humillación" y "¡Muerte al dictador!", decían otros refiriéndose al presidente Mahmud Ahmadinejad.

Las fuerzas de seguridad perseguían en motocicletas a los manifestantes en las calles, dijeron testigos.

La agencia noticiosa oficialista Fars calificó a los manifestantes como "hipócritas, monarquistas, rufianes y sublevados", además de ridiculizarlos por no pronunciar ninguna consigna sobre Egipto, como lo habían prometido en un principio.

Un número no especificado de manifestantes fue arrestado y entregado a la Policía, así como a otras fuerzas de seguridad, agregó Fars sin entrar en más detalles.

El cibersitio de la oposición Kaleme.com reportó manifestaciones similares en la ciudad de Isfahan, en el centro del país y en Shiraz, en el sur. Las fuerzas de seguridad utilizaron también la fuerza en esos lugares.

Los medios extranjeros no pueden cubrir las protestas callejeras en Irán.

Tras los anuncios realizados por la oposición sobre las posibilidades de realizar una marcha solidaria con Egipto, las fuerzas de seguridad iraníes cortaron las líneas telefónicas de la casa de Musavi, además de cercar el inmueble como una medida para impedir que se uniera a las protestas.

La Policía y los militares llenaron las calles de Teherán para impedir las marchas, que según las autoridades podrían convertirse en una manifestación contra el sistema en Irán.

Las medidas de las autoridades recordaron la represión que terminó con las enormes protestas tras los resultados electorales de 2009, pero los simpatizantes de oposición se mantuvieron gritando "Dios es grande" desde las azoteas y balcones como signo de desacato contra el gobierno iraní.

Musavi y su compañero de oposición Mahdi Karrubi han estado bajo arresto domiciliario desde la semana pasada después que pidieron permiso al gobierno para sumarse a una marcha el 14 de febrero en apoyo a Egipto y Túnez.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes