Irán revisará veredicto de lapidación a mujer

TEHERÁN (AP). El principal funcionario de derechos humanos de Irán dijo este sábado que la sentencia a lapidación contra una mujer de 43 años convicta de adulterio está siendo revisada.

La decisión de ejecutar a Sakineh Mohammadi Ashtiani por lapidación causó indignación en todo el mundo cuando fue dada a conocer por su abogado, que había advertido que la ejecución era inminente.

La prensa británica reportó el jueves por la noche que la lapidación no iba a ocurrir, citando una fuente de la embajada iraní en Londres.

Mohammed Javad Larijani, del consejo de derechos humanos de Irán, dijo a la agencia noticiosa estatal el viernes que "la revisión y apelación del veredicto están en la agenda", aunque mantuvo que ello no se debía a presiones exteriores.

"Las protestas que Occidente ha lanzado por este caso no afectarán a nuestros jueces", dijo. "La implementación de las regulaciones islámicas, tales como lapidación y los pañuelos de cabeza, han enfrentado siempre su fea hostilidad y oposición".

Añadió que la conversión de sentencias como lapidación a castigos alternativos era algo común.

Amnistía Internacional, sin embargo, advirtió que Ashtiani no debería ser ejecutada por un método diferente, e hizo notar que tres personas sentenciadas a lapidación el año pasado fueron ahorcadas.

"Un mero cambio del método de ejecución no cambiaría la injusticia que enfrenta Sakineh Mohammadi Ashtiani", dijo Hassiba Hadj Sahraoui, directora de Amnistía Internacional para el Oriente Medio y el Norte de África.

La lapidación fue impuesta regularmente en los años siguientes a la revolución islámica, y aunque el sistema judicial de Irán aún emite esas sentencias, a menudo son reemplazadas por otros castigos. La última lapidación conocida ocurrió en el 2008, aunque el gobierno raramente confirma que esas sentencias han sido ejecutadas.

Human Rights Watch, uno de varios grupos de derechos humanos que ha criticado el caso de Ashtiani, dijo que ella fue convicta inicialmente en mayo del 2006 de tener una "relación ilícita" con dos hombres luego de la muerte de su esposo, por lo cual un tribunal de Tabriz, en el norte de Irán, la sentenció a 99 latigazos.

Pero más tarde ese año fue convicta además de adulterio, pese haberse retractado de una confesión que ella dijo que hizo bajo presiones.

En su reporte el viernes, la agencia estatal iraní dijo que la prensa occidental, específicamente BBC y los servicios de Radio Europa Libre en Farsi, habían lanzado una campaña de propaganda sobre el caso.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes