Irene toca tierra en Carolina del Norte

MOREHEAD CITY, Carolina del Norte, EEUU ( AP). La avanzada del huracán Irene sacudió las costas de Carolina del Norte el sábado temprano a medida que la tormenta iniciaba su paso potencialmente catastrófico por el este de Estados Unidos.

Se ordenó la evacuación de más de dos millones de personas, y la ciudad de Nueva York dispuso el cierre del mayor sistema de trenes subterráneos de la nación por primera vez en su historia a causa de un desastre natural.

Los vientos sostenidos máximos de Irene eran de unos 137 kilómetros (85 millas) por hora el sábado por la mañana, en comparación con 160 (100) un día antes, dijo el Centro Nacional de Huracanes en Miami. Pero advirtió que el huracán sigue siendo grande y poderoso a medida que avanza hacia el Atlántico medio.

" Los riesgos son los mismos", dijo el especialista Mike Brennan. " El énfasis de esta tormenta es su tamaño y duración, y no necesariamente la intensidad de sus vientos".

Las primeras ráfagas huracanadas llegaron a Jacksonville, Carolina del Norte, a las 6:15 de la mañana. Más o menos una hora después, el centro de la tormenta pasó cerca del extremo sur de las islas Outer Banks, en la costa de Carolina del Norte. El ojo de una tormenta suele estar en calma, pero los vientos y lluvias no han terminado.

Al alba en Nags Head en los Outer Banks, a unos 320 kilómetros (200 millas) al noreste de Jacksonville, los vientos desataron fuertes lluvias. El oleaje cubrió la playa y llegó hasta algunos de los hoteles y viviendas.

A medida que las ráfagas y lluvia azotaban la costa de Carolina del Norte, dejando sin electricidad a algunos lugares, las autoridades más al norte aconsejaron a los residentes que se desplazaran a sitios más seguros.

" No esperen. No demoren", les dijo el presidente Barack Obama, quien acortó sus vacaciones para regresar un día antes a Washington.

El centro de la tormenta estaba a ocho kilómetros (cinco millas) al norte del Cape Lookout en Carolina del Norte el sábado temprano y avanzaba en dirección nor-noreste a 20 kilómetros (14 millas) por hora.

El viento y la lluvia dejaron sin electricidad a más de 91.000 usuarios en las costas de Carolina del Norte, incluso un hospital en Morehead City. Una mujer que respondió un llamado telefónico dijo que el hospital seguía funcionando con generadores.

Los meteorólogos indicaron que el centro de Irene podía pasar el sábado por la noche por las costas atlánticas y el domingo por el sur de Nueva Inglaterra.

Se emitieron alertas de huracán desde Carolina del Norte hasta Nueva York. Las órdenes de evacuación abarcaron a por lo menos 2.300.000 personas, incluso un millón en Nueva Jersey, 315.000 en Maryland, 300.000 en Carolina del Norte, 200.000 en Virginia y 100.000 en Delaware.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes