La reina Isabel II elogia a los que combaten el ébola

La reina Isabel II de Inglaterra empleará su tradicional mensaje de Navidad para pedir reconciliación internacional y elogiar a los trabajadores sanitarios que luchan contra el ébola en África.

La monarca tiene previsto decir que se sintió "profundamente conmovida" por el "altruismo" de médicos y enfermeros que combaten la pandemia de ébola. También planea exhortar a la reconciliación en todo el mundo y en el Reino Unido.

Isabel II escribe cada año su propio mensaje de Navidad, que es grabado y retransmitido en muchos lugares del mundo en la tarde del día de Navidad. Su primer discurso navideño fue a través de la radio en 1952.

La reina está celebrando las Navidades con su esposo, el príncipe Felipe, y otros miembros destacados de la realeza en la finca de Sandringham en Norfolk, Inglaterra.

Los asistentes acudirán a un servicio religioso en la mañana de Navidad antes de disfrutar de un almuerzo de gala. El príncipe Guillermo y su esposa Kate, que está encinta, asistieron, pero su hijo, el príncipe Jorge, no estuvo en la iglesia.

Camila, la esposa del príncipe Carlos, tampoco asistió debido a una dolorosa lesión en la espalda sufrida hace unos días, dijeron funcionarios.

La reina llegó en una carroza mientras que los otros miembros de la realeza llegaron caminando a la iglesia desde sus aposentos.

Cientos de personas se congregaron a lo largo de la ruta para intercambiar mensajes navideños con los miembros de la realeza. Algunos gritaron de contento cuando el príncipe Enrique pasó junto a ellos. Una visitante de España dijo a los reporteros que le había pedido a Enrique que se casara con ella.

Guillermo y Kate hablaron brevemente con algunos en la multitud después de la misa cuando la reina se había marchado en su vehículo.

El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, canceló su sermón de Navidad debido a un fuerte resfriado. En un comunicado expresó que "lamentaba mucho" no haber podido pronunciar su sermón sobre el verdadero significado de la Navidad.

Autoridades religiosas dijeron que el sermón en la Catedral de Canterbury lo pronunciará el deán de Canterbury, Robert Willis.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7