Isabel II inicia su segunda visita a Belfast en dos años

La reina Isabel II de Inglaterra inició hoy una visita de tres días a Irlanda del Norte, la segunda en dos años, muestra del cambio experimentado por la provincia británica en los últimos tiempos, según su Gobierno de poder compartido.

Acompañada por su esposo, el duque de Edimburgo, la soberana tiene previsto reunirse con el ministro principal norirlandés, el unionista Peter Robinson, y, de nuevo, con su adjunto en el Ejecutivo de Belfast, el nacionalista y excomandante del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA) Martin McGuinness.

Ambos protagonizaron uno de los momentos más significativos del proceso de paz norirlandés cuando se dieron la mano en Belfast en junio de 2012, gesto que repitieron este año durante la visita al Reino Unido del presidente de la República de Irlanda, Michael D. Higgins, la primera con rango de Estado de un dirigente de Dublín al país vecino.

Ante la llegada hoy de Isabel II, de 88 años, y su esposo, de 93, Robinson destacó el hecho de que el itinerario de la monarca se ha hecho público con antelación, a diferencia de otras ocasiones en las que las fuertes medidas de seguridad lo impidieron, lo que permitirá, dijo, "que les vea más gente".

"Es una señal de que los tiempos han cambiado que se pueda anunciar los detalles logísticos de la visita de Su Majestad la Reina", recalcó el líder del mayoritario Partido Democrático Unionista (DUP), a favor de la permanencia de Irlanda del Norte en el Reino Unido.

Robinson y McGuinness dan la bienvenida esta noche a la soberana en un recepción privada organizada en el castillo de Stormont, sede del Parlamento regional y de las instituciones del Gobierno de poder compartido entre católicos y protestantes.

Mañana, McGuinness acompañará a la pareja real a una visita a la histórica cárcel de Crumlin en Belfast, unas instalaciones en la que él mismo estuvo detenido durante el pasado conflicto en la provincia.

Símbolo en su momento de enfrentamientos sangrientos entre paramilitares y las fuerzas de seguridad, esta prisión es ahora una atracción turística y representa el éxito del proceso de paz norirlandés desde la firma en 1998 del acuerdo del Viernes Santo.

La reina y su esposo también visitarán mañana los estudios de la cadena de televisión estadounidense HBO en Belfast donde se rueda la serie "Juego de Tronos", así como el ayuntamiento de la capital del Ulster.

El miércoles concluirán su visita a Irlanda del Norte con una recepción organizada por la Legión Británica Real en la ciudad de Coleraine, al norte de la región, donde la monarca presentará un programa de actos conmemorativos de la I Guerra Mundial (1914-1918).

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada