Islamistas y curdos se enfrentan en poblado sirio

Combatientes curdos se enfrentaron con extremistas del grupo Estado Islámico el viernes cerca de una ciudad curda siria junto a la frontera con Turquía, al tiempo que el primer ministro turco dijo que su país impedirá la caída de Kobani.

La ciudad curda y sus alrededores han sido blancos de ataques desde mediados de septiembre, y los extremistas han capturado decenas de aldeas curdas cercanas. La ofensiva, que ha obligado a unos 160.000 sirios a abandonar sus hogares, ha dejado a los milicianos curdos batallando para rechazar el avance extremista hacia las afueras de Kobani, conocida también como Ayn Arab.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, un grupo que monitorea la guerra civil en Siria desde Gran Bretaña, reportó intensos combates el viernes al este y el sudeste de Kobani, y dijo que los combatientes curdos en la ciudad destruyeron dos vehículos del estado Islámico. El observatorio dijo que siete combatientes del Estado Islámico murieron en una aldea cerca de Kobani.

Nasser Haj Mansour, un funcionario de defensa en la región curda siria, dijo que los curdos repelieron el más reciente ataque de los islámicos al este de Kobani y destruyeron un tanque.

La nueva ronda de combates se produjo mientras el primer ministro turco Ahmet Davutoglu le dijo a la televisora ATV el jueves por la noche que su gobierno no quiere que Kobani sea capturada.

A la pregunta de qué sucedería si Kobani cae, Davutoglu dijo: "Nosotros no queremos que Kobani caiga. Hemos recibido de brazos abiertos a nuestros hermanos que han venido de Kobani. Haremos lo que sea necesario para impedir la caída de Kobani".

Davutoglu no explicó su comentario, que se produjo luego que el parlamento de Turquía le dio el jueves al gobierno nuevos poderes para lanzar incursiones militares en Siria e Irak, y para permitir que fuerzas extranjeras usen su territorio para posibles operaciones contra el Estado Islámico.

Cuando se le preguntó sobre la declaración de Davutoglu, Nawaf Khalil, portavoz del Partido de Unión democrática Curda de Siria, dijo: "¿Cómo quiere prevenir la caída de Kobani y hasta ahora no ha hecho nada?".

Khalil añadió que Kobani está ahora casi completamente sin civiles, y que la situación alrededor de la ciudad es "muy peligrosa". Dijo que los combatientes curdos en la ciudad "combatirán hasta el último hombre y la última mujer".

El Observatorio reportó intensos cañoneos contra Kobani el viernes, y dijo que un combatiente voluntario de la fuerza curda conocida como Unidad de Protección Popular murió. Agregó que al menos 60 proyectiles cayeron en la ciudad el viernes.

Ismet Sheikh Hassan, el ministro de defensa curdo de la región de Kobani, dijo que combatientes del Estado Islámico trataban de avanzar desde el este, el oeste y el sudeste de Kobani. Dijo que los yihadistas dispararon cohetes contra la ciudad y llamó a la coalición internacional encabezada por Estados Unidos a "atacar los tanques en lugar de las bases".


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes