Islamistas sitian la mayor refinería de Irak

Milicianos islamistas sitiaron el miércoles la refinería de petróleo más grande de Irak, amenazando unas instalaciones claves para el suministro interno, como parte de su ofensiva rápida en todo el país, según un alto funcionario de las fuerzas de seguridad.

El ataque se produce después de que los milicianos han capturado amplias áreas de Irak, con lo que parecen resurgir los recuerdos de la incertidumbre y los combates sectarios que casi dividieron el país tras la invasión liderada por Estados Unidos en 2003.

Los combatientes del Estado Islámico en Irak y el Levante (EIIL) —un grupo inspirado por Al-Qaida— comenzaron el martes por la noche su ataque a la refinería de Beiji, unos 250 kilómetros (155 millas) al norte de la capital, Bagdad, dijo la fuente. El ataque proseguía el miércoles por la mañana con fuego de morteros sobre la refinería.

El funcionario de seguridad habló con The Associated Press bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a hablar con la prensa.

La refinería de Beiji representa algo más de un cuarto de la capacidad total de refinación del país, que se dedica por entero al consumo interno para productos como gasolina y combustible para centrales eléctricas. Grupos suníes controlaban la refinería durante la insurgencia entre 2004 y 2007, para producir crudo y petróleo con los que financiar sus operaciones.

Una interrupción en los suministros de Beiji podría suponer largas colas en las gasolineras y cortes de luz, agravando el caos al que ya se enfrenta Irak.

Más al norte, en la ciudad de Tal Afar, los combates continuaban el miércoles entre tropas del gobierno y los combatientes de EIIL que tomaron la localidad el lunes, dijo a The Associated Press el portavoz militar teniente general Qasim al Musawi.

Tal Afar está cerca de la frontera con Siria y su captura es un avance en el plan de EIIL de crear un "emirato islámico" que cubra territorio en ambos países.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7