Islandia intensifica la pesca de ballenas

REIKIAVIK (AFP). Islandia, que en 2006 reinició la caza comercial de ballenas, decidió hoy martes intensificar esa controvertida actividad, multiplicando además por más de seis las cuotas de captura de esos cetáceos en los próximos cinco años, anunció el ministerio de Pesca.

El ministro dimisionario de Pesca y Agricultura, Einar K. Gudfinnsson, precisó a la radio islandesa que la nueva cuota anual de pesca es de 150 rorcuales comunes y entre 100 y 150 ballenas de Minke. "La cuota de pesca está fijada por recomendación del Instituto de investigación marina", declaró a la AFP.

"Siempre he insistido en que la pesca de ballenas debe ser perenne, por lo que creo que los balleneros estarán satisfechos con estas cuotas", añadió.

La precedente cuota de captura en 2007 fue de nueve rorcuales comunes y 30 ballenas de Minke (también llamadas pequeños rorcuales, pues son unas de las ballenas más pequeñas). Estas últimas capturas ascendieron a 40 en 2008.

Islandia es el único del país, junto a Noruega, que practica la pesca de ballenas con fines comerciales. En Japón la pesca se justifica por la investigación científica.

La decisión llega después de que la coalición gubernamental islandesa (centro-derecha y socialdemócratas) dimitiera el lunes. Debe ser sustituida por otra entre socialdemócratas e izquierda-verdes, opuestos a la caza de ballenas.

Arni Finnsson, de la asociación por la conservación de la naturaleza islandesa, criticó inmediatamente la decisión ministerial al estimar que "arruinaría las oportunidad de Islandia tanto a nivel nacional como internacional". "Espero que la persona que sustituya a Gunnar (Gudfinnsson) tendrá el valor de revocar esa decisión", declaró al diario Morgunbladid, mientras Islandia se esfuerza por superar la crisis económica tras el desmoronamiento de su sector financiero en octubre.

La ministra saliente de Relaciones Exteriores, la social-demócrata Ingibjörg Solrun Gisladottir, manifestó ya en mayo de 2007 su fuerte oposición a la decisión de su propio gobierno de mantener la caza de ballenas en 2008.

"Es fundamental que no prohibamos a los islandeses utilizar los recursos del océano de forma duradera y en favor del mantenimiento del equilibrio entre las especies", comentó por su parte la federación de armadores de barcos de pesca.

Pese a las protestas internacionales, Islandia anunció en octubre de 2006 la reanudación de la pesca comercial de ballenas tras haber interrumpido esta práctica en 1990.

El anuncio de Islandia no facilitará la labor de la Comisión Ballenera Internacional (CBI), que se reunirá del 22 al 26 de junio en la isla portuguesa de Madera.

La CBI impone desde 1986 una moratoria ilimitada que prohíbe la pesca comercial de la ballena pero que autoriza, según unas cuotas específicas, la caza con fines científicos y la de subsistencia, como la practicada por los pueblos autóctonos de Siberia, Alaska y Groenlandia.

Las resoluciones de la CBI deben ser aprobadas por el 75% de sus miembros para ser adoptada, un sistema al origen del bloqueo actual.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes