Islas griegas, imán para indocumentados

SAMOS, Grecia ( AP). De día, esta exuberante isla del mar Egeo ofrece refugio a turistas que buscan aguas cristalinas y playas inmaculadas.

De noche, surge otra realidad.

A veces aparecen cadáveres en las playas. Contrabandistas recorren las costas. Las autoridades buscan botes llenos de personas desesperadas, que hacen travesías peligrosas.

Las islas griegas reciben millones de turistas todos los años, pero también están atrayendo otro tipo de visitantes: personas sin papeles de Africa, Asia y el Medio Oriente que intentan ingresar ilegalmente a Europa.

De hecho, las aguas y las montañas de Grecia son el principal puerto de ingreso de los indocumentados que hay en Europa. Casi la mitad de los indocumentados detenidos al tratar de ingresar a la Unión Europea son interceptados en Grecia o sus alrededores.

Los griegos detuvieron a más de 146,000 indocumentados en el 2008, lo que representa un aumento del 30% en relación con el año previo y del 54% comparado con el 2006. Grecia es hoy el país europeo al que han ingresado más personas sin papeles, seguida por Italia y España, según cifras de la UE.

A Samos llegan unos 25 indocumentados por día, seis veces más que hace dos años. Se presentan en botes, en esquíes acuáticos o nadando en medio de fuertes corrientes.

" Es un problema muy serio. Y creemos que las cosas van a empeorar", expresó el jefe de la policía de Samos Panagiotis Kordonouris. " No tenemos tiempo para hacer nada más".

Hace dos años se construyó un centro de detención que ya alberga 500 personas, el doble de su capacidad, indicó Kordonouris.

En otros sitios, la situación es peor todavía.

La agencia de refugiados de las Naciones Unidas se quejó la semana pasada del estado de cosas en Lesvos, donde dijo que había 850 personas, incluidos 200 niños sin acompañantes, recluidos en sitios " atestados y en condiciones sanitarias muy malas".

Más de 300 personas --un tercio de ellos niños-- fueron enviadas a Atenas el miércoles de esta semana, donde organizaciones caritativas les buscaban alojamientos.

Las bandas dedicadas al transporte de indocumentados usan métodos cada vez más ingeniosos y despiadados.

Los oficiales de la Guardia Costera afirman que los traficantes le dicen a la gente que destruya sus documentos de identidad así pueden presentarse como personas que huyen de la guerra y buscan asilo político. La mayoría de los indocumentados que recalan en Samos dicen que vienen de Afganistán, Somalia o los territorios palestinos.

El recorrido preferido es a lo largo de la costa de Turquía, hasta islas griegas que se encuentran a menos de un par de kilómetros del continente.

Si son detectados, los contrabandistas turcos a veces arrojan a los indocumentados al mar, según el jefe de la unidad de la Guardia Costera de Samos, Stylianos Partsafas.

Con frecuencia los indocumentados no saben nadar, por lo que no es inusual encontrar cadáveres flotando en el mar.

" Eso es lo peor: la gente que encontramos muerta en el mar", dijo Partsafas. " En el 2007 hallamos 34 cadáveres en la zona de Samos".

Los propios indocumentados a veces destruyen sus botes, en la esperanza de que los rescaten y, después de unos días de detención, sean liberados y puedan tratar de incorporarse a la sociedad. Si los pillan en una embarcación, les ordenan que se regresen.

" Son seres humanos y nosotros también.... tratamos de salvarlos", expresó Partsafas. " Es una tarea difícil".

Indicó que los traficantes turcos generalmente cobran unos 1,000 euros (1,400 dólares) por persona para llevarlos en lancha a Grecia. Están arreglados con personas que viven en Grecia, que esconden a los indocumentados y les compran pasajes en ferry para que lleguen a tierra firme, según Partsafas.

La nueva agencia de la UE abocada al control de las fronteras, Frontex, con sede en Varsovia, está tratando de asistir a las municipalidades que se ven desbordadas por la llegada de indocumentados.

" Los traficantes son cada vez más astutos", comentó un delegado holandés de esa agencia, que pidió no ser identificado porque no estaba autorizado a hablar con la prensa.

" Le dicen a los indocumentados que pueden pedir asilo en la UE si vienen de una región en guerra. Entonces les hacemos preguntas en el idioma del lugar de donde se supone que vienen, a ver si pueden responder", agregó. " Luego se le hacen preguntas obvias, como qué moneda se maneja, cuál es la capital del país".

La gran mayoría de los pedidos de asilo son rechazados y hay quienes expresan preocupación de que se están descartando solicitudes legítimas.

Veinte países de la UE están asistiendo a Grecia con personal y equipo, indicó la portavoz de Frontex Izabella Cooper. La ayuda incluye traductores y personas que pueden distinguir los rasgos faciales de los distintos grupos étnicos.

Cuando son detenidos, los indocumentados permanecen presos varios meses, hasta que son excarcelados, con la orden de abandonar el país en un plazo de tres semanas. Muchos se quedan y terminan viviendo en departamentos con muchas otras personas en Atenas y otras ciudades, en condiciones miserables. Y agravan la crisis económica y social de Grecia, donde hay un elevado desempleo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes