Israel: Gabinete aprueba ley de ciudadanía

JERUSALEN (AP) — El gabinete israelí aprobó el domingo una ley polémica que exige a los nuevos ciudadanos jurar su lealtad a un estado "judío y democrático".

La medida es mayormente simbólica, ya que son muy pocas las personas que piden la ciudadanía israelí y que no son judías. Sin embargo, la frase generó acusaciones de racismo de parte de legisladores israelíes árabes que la ven como un ataque a los derechos de la minoría que representan.

La decisión también aumentó las tensiones con los palestinos en momentos en que las conversaciones de paz permanecen estancadas por la negativa israelí a extender una veda a las construcciones en los asentamientos judíos en Cisjordania.

Al presentar la iniciativa al gabinete, el primer ministro Benjamin Netanyahu la defendió como un reflejo de la esencia del país y dijo que muchos en el mundo buscaban borrar la conexión entre el pueblo judío y su patria.

"El estado de Israel es el estado nacional del pueblo judío y es un estado democrático en que todos los ciudadanos, judíos y no judíos, disfrutan de iguales derechos", dijo. "Quienquiera que desee sumarse a nosotros tiene que reconocernos".

El legislador de origen árabe Ahmad Tibi dijo que la medida era una provocación.

"Su propósito es consolidar por ley el estatus inferior de los árabes", dijo. "Netanyahu y su gobierno limitan la esfera de la democracia en Israel y profundizan los prejuicios contra la minoría árabe".

A diferencia de los palestinos de Cisjordania y la Franja de Gaza, los israelíes árabes tienen la ciudadanía de Israel y derecho al voto, pueden moverse con libertad y son parte del sistema de seguridad social. Sin embargo, por largo tiempo han sufrido la discriminación y una condición de ciudadanos de segunda clase. Son cerca de un quinto de la población de siete millones de personas.

Israel exige que los palestinos lo reconozcan como el estado del pueblo judío. Los palestinos se niegan por temor a que esto perjudique a los israelíes árabes y afecte los reclamos de los refugiados palestinos.

El partido ultranacionalista Yisrael Beitenu, liderado por el canciller Avigdor Lieberman, impulsó la ley. Lieberman es uno de los críticos más firmes del freno a los asentamientos. La aprobación del domingo, en una votación del gabinete, podría haber sido una manera de aplacarlo para poder extender la veda, aunque varios funcionarios negaron que hubiera una relación entre los dos temas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes