Israel bombardea Gaza y deja más de 200 muertos

CIUDAD GAZA, Franja de Gaza (AP). Cazas israelíes lanzaron hoy sábado bombardeos de represalia por ataques procedentes de la Franja de Gaza y alcanzaron decenas de complejos de las fuerzas de seguridad en ese territorio controlado por Hamas, en una ola de ataques aéreos sin precedentes que dejaron un saldo de al menos 200 muertos y casi 400 heridos, el más sangriento día de combates en años.

La inmensa mayoría de los muertos fueron elementos de seguridad, pero también hubo bajas civiles.

Hamas dijo que todas sus instalaciones fueron alcanzadas, amenazó con realizar ataques suicidas y lanzó al menos 70 misiles y obuses contra comunidades israelíes, dijeron las fuerzas armadas de Israel. Un israelí murió y al menos seis resultaron heridos.

Con una cifra tan alta de heridos, es casi seguro que el saldo de muertos palestinos se elevará.

Los ataques causaron gran pánico y confusión en Gaza, mientras que nubes de humo negro se elevaban sobre el territorio, gobernado por Hamas desde hace unos 18 meses. Algunos de los misiles israelíes cayeron en áreas densamente pobladas en momentos en que los niños salían de la escuela, y mujeres salieron a las calles buscando frenéticamente a sus hijos.

La ofensiva aérea ocurrió ocho días después de que expirase una tregua de seis meses entre Israel y las milicias. El ejército israelí dijo que milicianos palestinos han disparado unos 300 cohetes y obuses contra territorio israelí en la última semana, y en días recientes, los líderes israelíes habían amenazado con lanzar un vasto ataque.

El ministro de la Defensa israelí, Ehud Barak, afirmó el sábado que la ofensiva aérea recién lanzada por Israel contra sitios de milicianos en Gaza "se ampliará si es necesario".

Israel no piensa permitir que los milicianos islámicos de Hamas, que gobiernan Gaza, continúen lanzando cohetes y morteros contra las comunidades del sur de Israel, agregó Barak.

Israel declaró el estado de emergencia en las comunidades israelíes en un radio de 20 kilómetros de Gaza.

"Hay un tiempo para la calma y hay un tiempo para luchar, y ahora es tiempo de luchar. La operación se ampliará si es necesario", agregó Barak durante una conferencia de prensa.

La ofensiva de la fuerza aérea israelí comenzó ocho días después de terminar una tregua de seis meses entre Israel y la milicia. En ese lapso, dijeron las fuerzas armadas, se lanzaron 200 proyectiles hacia blancos israelíes, y los líderes del estado judío habían amenazado con una ofensiva en gran escala.

Hamas dijo que se vengará, no sólo con ataques de cohetes, sino enviando comandos suicidas a Israel. "Hamas seguirá la resistencia hasta su última gota de sangre", dijo Fawzi Barhoum, vocero de Hamas, en declaraciones a una emisora de radio de Gaza.

Los devastadores bombardeos israelíes fueron, dijo su gobierno, en respuesta a la reanudación de fuego de cohetes de milicianos palestinos contra poblaciones fronterizas israelíes.

Barak había dicho previamente dijo que "la operación durará todo lo que sea necesario", pero se ignora si será acompañada por una ofensiva terrestre.

Cuando se le preguntó si Israel podría ahora continuar sus ataques contra los líderes políticos de Gaza, la portavoz militar Avital Leibovitz dijo: "Cualquier instalación de Hamas es un blanco".

En el complejo principal de las fuerzas de seguridad en ciudad de Gaza, se encontraron los cadáveres de más de una decena de agentes uniformados tendidos en el suelo. Un oficial sobreviviente alzó el índice, en una muestra desafiante de fe al estilo musulmán. El jefe de policía de Gaza estaba entre los muertos.

Se ignoraba inicialmente cuántos civiles murieron en los bombardeos aéreos.

El ejército de Israel confirmó que atacó los complejos de seguridad de Hamas desde el aire.

Los pobladores locales informaron haber escuchado dos oleadas de explosiones. En la primera, hubo al menos 15 detonaciones.

Columnas de humo negro se alzaron sobre Ciudad de Gaza, mientras las sirenas resonaban en las calles y las mujeres buscaban a sus hijos.

Israel ha atacado Gaza anteriormente, pero el número de ataques simultáneos de ahora carece de precedentes.

Estallaron las protestas hacia Israel, tanto en Cisjordania, el otro territorio palestino _ controlado por el presidente moderado Mahmud Abbas _, como en otras partes del mundo árabe.

Abbas dijo en un comunicado que condenaba "esta agresión" y pidió contención, dijo un asesor, Nabil Abu Rdeneh.

Varios centenares de jordanos enfurecidos protestaron frente a un complejo de Naciones Unidas en Amán. "¡Hamas, sigue adelante! Tú eres el cañón, nosotros las balas", fue una de las exclamaciones. Varios manifestantes ondearon los estandartes verdes característicos de Hamas.

En Beirut, decenas de jóvenes salieron a las calles y prendieron fuego a neumáticos. En el campamento al-Yarmouk, en las afueras de Damasco, decenas de palestinos protestaron por el ataque también, prometiendo continuar su lucha contra Israel.

El primer ministro británico Gordon Brown, el Vaticano, el secretario general de la ONU y el enviado especial al Oriente Medio Tony Blair pidieron una restauración inmediata de la calma. La Liga Árabe convocó una reunión de emergencia para el domingo para discutir la situación.

En Washington, el portavoz de la Casa Blanca Gordon Johndroe dijo: "Los continuos ataques de Hamas contra Israel deben cesar si se quiere poner fin a la violencia. Estados Unidos llama a Israel a evitar bajas civiles en sus ataques contra Hamas en Haza".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes