Israel bombardea 25 objetivos en Gaza en respuesta a disparo de cohetes

El ejército israelí bombardeó este miércoles unos 25 objetivos en la Franja de Gaza en represalia al lanzamiento de cohetes desde el enclave palestino, en un contexto de gran tensión en la región desde hace varias semanas.

Las fuerzas armadas israelíes indicaron haber contabilizado durante la noche unos 30 disparos de proyectiles, entre ellos cohetes, lanzados desde la Franja de Gaza hacia Israel.

El sistema israelí de defensa antiaérea interceptó siete disparos palestinos. Aunque otros llegaron a territorio israelí, no se informó de ninguna víctima.

Los tres bombardeos aéreos llevados a cabo por aparatos israelíes se producen en un clima de tensiones en la Franja de Gaza, un estrecho territorio palestino situado entre Israel, Egipto y el Mediterráneo.

Varios actores internacionales se preocupan por la violencia y la degradación de la situación humanitaria y económica en el enclave, y alertan contra el riesgo de una nueva guerra.

Israel y Hamas, el movimiento islamista palestino que dirige la Franja de Gaza, libraron tres guerras desde 2008, y observan desde la última de ellas, en 2014, un alto el fuego a menudo interrumpido por actos hostiles.

"La organización terrorista Hamas atacó a civiles israelíes durante la noche sometiéndolos a un potente ataque con cohetes, y conduce la Franja de Gaza y su población civil por una pendiente cada vez más nefasta", declaró el ejército.

Las tensiones se agravaron con el inicio, el 30 de marzo, de una movilización en la Franja de Gaza contra el bloqueo que sufre el enclave, y por el derecho al retorno de los palestinos a las tierras de las que fueron expulsados al crearse Israel en 1948.

Israel justifica el bloqueo impuesto desde hace mas de diez años por la necesidad de contener a Hamas.

Esta movilización generó manifestaciones a lo largo de la frontera entre Gaza e Israel, y enfrentamientos entre palestinos y soldados israelíes, apostados en la valla fronteriza que cierra el enclave.

Al menos 132 palestinos murieron por disparos israelíes desde el 30 de marzo, la gran mayoría en los enfrentamientos a lo largo de la frontera.

La movilización se ha reducido en los últimos días, pero Israel intenta hacer frente al envío masivo de cometas y balones incendiarios que, lanzados desde la Franja de Gaza, han incendiado miles de hectáreas de su territorio.

El fenómeno genera una polémica política sobre cómo replicar. El ejército, amparándose en la idea de llevar a cabo una represalia proporcional, y para evitar una escalada, se ha resistido a los llamados a eliminar a quienes lanzan esos artefactos. Pero, al mismo tiempo, ha acentuado la respuesta militar, bombardeando posiciones de Hamás, movimiento al que responsabiliza de todo lo que ocurre en el territorio.

El Hamas por su lado ha decidido replicar a los bombardeos israelíes.

Este último incidente se produce antes de la llegada a Israel de emisarios del presidente estadounidense Donald Trump para intentar hacer avanzar un plan de su administración sobre el inextricable conflicto israelo-palestino.

No se sabe cuándo la administración Trump presentaría este plan, sobre el que dice llevar trabajando varios meses.

Pero impera el pesimismo sobre las posibilidades de éxito de este plan, y se plantean serios interrogantes sobre cómo tendrá en cuenta la explosiva situación en Gaza.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7