Israel gira a la derecha antes de los comicios del martes

JERUSALEN (AP). Israel parece inclinarse a la derecha de cara a las elecciones generales del martes, y según los sondeos de opinión el favorito sería el ex primer ministro Benjamin Netanyahu, partidario de no hacer concesiones en las negociaciones de paz con los palestinos, lo que podría enfrentarlo con el nuevo gobierno estadounidense.

El sistema israelí de coaliciones y el gran número de votantes indecisos podrían darle la victoria a la rival de Netanyahu, la ministra de Relaciones Exteriores Tzipi Livni.

Empero, la guerra de Gaza, la inminente recesión y la creencia generalizada de que ceder territorio sólo genera más ataques han dado la ventaja a Netanyahu y a otros candidatos derechistas mientras el país se dispone a designar un nuevo Parlamento, integrado por 120 bancas.

"¿Cómo explicaría el giro de Israel a la derecha?, se preguntó el analista Reuven Hazan. "Con tres palabras: Jizbolá, Hamas e Irán".

Los 23 días de lucha del mes pasado en la Franja de Gaza han fomentado la creencia israelí de una nación rodeada de enemigos, pese a que candidatos como Livni y el ministro de Defensa Ehud Barak puede anotarse tantos políticos al colaborar en una guerra popular. Ambos candidatos son partidarios de evacuar los territorios cisjordanos para dar paso a un estado palestino.

Empero, entre todos los candidatos al cargo de primer ministro, Netanyahu parece ser el que mejor representa en sentir popular del momento. El político da prioridad a encarar a los enemigos del estado judío en lugar de perseguir una paz esquiva con los palestinos.

Los sondeos de opinión indican que los partidos derechistas podrían obtener una mayoría de unos 65 escaños en la Knesset, el parlamento israelí.

Empero, esos mismos sondeos dijeron que disminuyó la ventaja del Partido Likud de Netanyahu frente al Partido Kadima de Livni, a un margen de apenas dos o tres bancas. Si Kadima supera al Likud el día de los comicios, el presidente Shimon Peres seguramente pedirá a Livni que forme el próximo gobierno.

Un cuarto de los 5,3 millones de israelíes habilitados para votar están indecisos, según los sondeos.

Empero, incluso con una victoria de último momento, Livni no podría formar gobierno sin contar con el apoyo de elementos derechistas. Ello la colocaría en la misma posición en que estaba hace tres meses, cuando no logró formar un gobierno de coalición y dio pie a estos comicios después que las acusaciones de corrupción obligaron a dimitir al primer ministro Ehud Olmert.

Es improbable que Livni pueda formar una coalición sin Avigdor Lieberman, un ex inmigrante de la antigua Unión Soviética que podría decidir los comicios del martes. Su Partido Yisrael Beitenu parece inclinarse ahora por el Partido Laborista de Barak.

Lieberman basó su campaña en la negativa de conceder la ciudadanía a los árabes que considera desleales, posición que dio paso a uno de los anuncios de televisión más llamativos, obra del Partido Meretz: "Si le gusta Mussolini, si echa de menos a Stalin, le encantará Lieberman".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes