Italia continúa la búsqueda de desaparecidos tras el incendio del ferry

Italia busca nuevos desaparecidos en torno a la zona en la que están los restos del ferri "Norman Atlantic", incendiado el pasado domingo entre Grecia e Italia y que se ha saldado con la muerte de al menos diez personas.

Las labores de rescate de los supervivientes concluyeron ayer pasado el mediodía y fueron salvadas 427 personas y recuperados diez cadáveres.

No obstante, la Marina anunció hoy su decisión de retrasar la retirada de sus buques "San Giorgio" y "Luigi Durand De La Penne" para esta tarde, hasta que concluyan las labores de búsqueda de posibles desaparecidos.

Y es que una de las incógnitas de este suceso, además de la causa que desató el incendio, es el número de personas que viajaban a bordo.

De acuerdo con los datos de la naviera griega "Anek", que gestionaba esta nave de fabricación italiana, los viajeros ascendían oficialmente a 478, de los cuales 56 pertenecían a la tripulación.

Entre las cifras de la compañía y el número de supervivientes hay una diferencia de 51 personas que, según los medios locales, pudieron descender del crucero en su primera escala, la ciudad helena de Igoumenitsa.

Asimismo el ministro italiano de Infraestructuras y Transportes, Maurizio Lupi, informó ayer en rueda de prensa de que es probable que algunos pasajeros no llegaran a embarcar.

Sea como fuere, los medios de comunicación tanto griegos como italianos señalan que el número de desaparecidos podría rondar la treintena.

Una cifra que, además, podría verse aumentada por la presencia de polizones en el ferry en el momento del siniestro, en la madrugada del domingo.

La presencia de viajeros clandestinos en la nave fue confirmada ayer, entre otros, por el delegado del Gobierno en Bari, Antonio Nunziante, quien aseguró que entre los supervivientes trasladados al puerto de esta ciudad meridional italiana había dos ciudadanos afganos que no figuraban en ningún listado.

Entre los desaparecidos podrían estar también tres camioneros napolitanos y otro siciliano de los que aún se desconoce su paradero.

La tragedia se inició en torno a las 4.00 horas (2.00 GMT) del domingo, cuando se desató un incendio en la bodega del transbordador, que albergaba cerca de 250 vehículos, 128 de gran tonelaje destinados al transporte de mercancías, como aceite griego.

Las llamas y el humo se propagaron con rapidez por las bodegas, lo que hizo que el barco quedara a la deriva, próximo a las costas de Albania y zarandeado por el fuerte oleaje que sacudió durante las últimas horas este área meridional del Adriático.

Estas condiciones meteorológicas ralentizaron las operaciones de rescate coordinadas por Italia y en las que también participaron medios de Grecia y Albania.

Los restos del "Norman Atlantic" permanecen amarrados a un remolcador y en las próximas horas se conocerá el puerto de destino en el que será acogido para proceder a las pesquisas judiciales.

Las fiscalías de Brindisi y Bari ya han abierto investigaciones para dilucidar si se produjo un delito de "naufragio" o de "homicidio culposo" por parte del comandante, Argilio Giacomazzi, y del armador, Carlo Visentini.

Y es que algunos medios han difundido informaciones de cómo en una revisión, del pasado 19 de diciembre, se revelaron en la embarcación seis deficiencias relativas al sistema de emergencias o de cortafuegos. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7