Jefe del FMI renuncia pero sostiene su inocencia

NUEVA YORK (AFP). Dominique Strauss-Kahn renunció este jueves como director gerente del Fondo Monetario Internacional, señalando que lo hacía con "infinita tristeza" y que se centrará en probar su inocencia de las acusaciones en su contra por presunta agresión sexual.

"Dominique Strauss-Kahn informó hoy al Consejo de Administración del Fondo Monetario Internacional (FMI) su intención de renunciar a su puesto de director gerente con efecto inmediato", indicó la institución con sede en Washington en un comunicado publicado pasada la medianoche (04H00 GMT).

El FMI adjuntó una carta en la cual Strauss-Kahn explicó sus razones.

"Es con infinita tristeza que hoy me siento obligado a presentar al Consejo de Administración mi renuncia a mi puesto de director gerente del FMI", dijo el político francés.

"Quiero decir que niego con la mayor firmeza posible todas las acusaciones que se han hecho en mi contra. Quiero proteger esta institución en la que he servido con honor y abnegación, y en particular, quiero consagrar toda mi fuerza, mi tiempo, y toda mi energía a probar mi inocencia", agregó.

Estas palabras constituyen la primera declaración pública de Strauss-Kahn desde que el sábado estalló el caso de agresión sexual por el cual se lo denuncia.

Strauss-Kahn está detenido en la prisión de Rikers Island, en Nueva York, a la espera de la decisión de un gran jurado sobre si se lo procesa por agresión sexual e intento de violación a una empleada de hotel de Manhattan.

El jurado se reúne en forma secreta y debe tomar una decisión antes de una audiencia prevista para el viernes. En caso de ser inculpado, deberá comparecer ante el juez y declararse culpable o inocente de los cargos.

En un nuevo intento de lograr la libertad bajo fianza, que le fue negada el lunes, Strauss-Kahn renunció este miércoles a su derecho de extradición, según una declaración jurada, comprometiéndose a quedarse en Nueva York.

En tanto, una audiencia en la que se pedirá su liberación bajo fianza se celebrará "probablemente el jueves", informaron fuentes judiciales.

La fiscalía inculpó a Strauss-Kahn de siete cargos, entre ellos acto sexual criminal, tentativa de violación y retención ilegal de una "mujer negra de 32 años", empleada del hotel neoyorquino donde se hospedaba.

La mujer que acusa al socialista francés de 62 años brindó testimonio el miércoles ante el jurado popular que debe resolver si inculpa o no a Strauss-Kahn, señaló su abogado Jeff Shapiro.

"No hay nada de consentimiento en lo que ocurrió en esa habitación de hotel", sostuvo el abogado de la mujer, cuya denuncia provocó la detención de Strauss-Kahn el sábado.

Los abogados del político francés, que han prometido una "vigorosa" defensa, sugirieron en la audiencia celebrada el lunes que pudo haber una relación sexual consentida.

Los investigadores, sin embargo, dicen tener evidencia física -incluyendo un examen médico efectuado inmediatamente después de la denuncia- que muestra un intento de violación.

En el plano institucional, antes de su renuncia al organismo multilateral, Strauss-Kahn sumaba una presión creciente luego de que el secretario estadounidense del Tesoro pusiese en duda su capacidad para seguir al frente del FMI.

"Obviamente no está en posición de dirigir el FMI", había dicho el martes el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, en sus primeras declaraciones públicas sobre el caso.

La detención de Strauss-Kahn sacudió a todo el espectro político francés a un año de las presidenciales, para las cuales se perfilaba como candidato del Partido Socialista.

De todas formas, 57% de los franceses piensa que es "víctima de un complot", según un sondeo del instituto CSA publicado el miércoles.

El sospechoso está en una celda individual sin contacto con otros presos, bajo vigilancia especial para evitar un eventual suicidio. Esto implica que es controlado cada 15 a 30 minutos y que viste un mameluco y zapatos sin cordones, dijo una fuente no identificada al canal NBC.

Según el relato de los investigadores, la denunciante entró el sábado al mediodía en la habitación 2806 del hotel, creyendo que estaba vacía, cuando en realidad Strauss-Kahn se estaba duchando.

Al salir de la ducha "se acercó a ella por detrás y la tocó de manera inconveniente", y "la obligó a cometer un acto sexual", agregaron.

La fiscalía sostuvo el lunes que Strauss-Kahn abandonó precipitadamente el hotel para ir al aeropuerto JFK de Nueva York, donde fue detenido a bordo de un avión de Air France que se aprestaba a volar a Francia.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes