Jefe de Seguridad Nacional visita Nuevo México

El secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, visitó el viernes un centro de detención en Nuevo México en el que se encuentran 400 mujeres y menores procedentes de Centroamérica, y lanzó una advertencia a los inmigrantes que ingresen sin permiso en Estados Unidos: "Los deportaremos".

Según Johnson, su agencia busca abrir pronto nuevas instalaciones de detención a fin de albergar y deportar con celeridad al alto número de inmigrantes que llega a suelo estadounidense huyendo de la violencia, la pobreza y las extorsiones en sus países en la región centroamericana.

Durante un recorrido por un albergue temporal dentro de una instalación de adiestramiento para agentes de la Patrulla Fronteriza en el sureste de Nuevo México, el funcionario dijo que es necesario incrementar los centros de detención para que el gobierno envíe un fuerte mensaje a Centroamérica, donde —según él— los traficantes de personas dicen a las familias de migrantes que tendrán vía libre cuando ingresen en Estados Unidos.

"Nuestra frontera no está abierta a la inmigración ilegal", declaró. "Nuestro mensaje a quienes ingresan sin permiso es que los deportaremos", agregó.

Al término de su visita al centro de detención abierto recientemente, Johnson declaró que personal del lugar le indicó que algunos inmigrantes expresaron su sorpresa de que los hayan detenido.

"Esta instalación... prueba que en verdad deportaremos a la gente", apuntó.

Sin embargo, sin más camas, el Departamento de Seguridad Nacional dijo que los inmigrantes detenidos porque ingresaron sin permiso en el país continuarán siendo puestos en libertad en lo que se resuelven sus audiencias de deportación y asilo.

En este preciso momento, los inmigrantes sólo son detenidos si hay algún lugar para recluirlos.

El gobierno federal ha solicitado recursos de emergencia por 3.700 millones de dólares para abrir otros centros de detención, contratar más jueces de inmigración y adoptar nuevas medidas a fin de afrontar esta crisis en la frontera.

Sin embargo, el presidente de la Comisión de Asignaciones de la Cámara de Representantes, el republicano Hal Rogers, de Kentucky, dijo el viernes que ese foro legislativo no aprobará esa solicitud.

Johnson tenía previsto reunirse el viernes con funcionarios en Weslaco, Texas, en el Valle del Río Grande, donde se registra el mayor tránsito de personas que cruzan sin permiso hacia Estados Unidos.

Más de 57.000 centroamericanos han cruzado desde octubre hacia territorio estadounidense y han rebasado la capacidad de los centros de detención de la Patrulla Fronteriza en el sur de Texas.

El Centro de Artesia fue instalado en el Centro de Adiestramiento de Agentes Federales. El lugar alojará a 700 mujeres y niños. En la actualidad hay 400 personas en la instalación, dijo Johnson.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7