Jefe de ejército: EU listo para quedarse 10 años en Irak

WASHINGTON (AP). El Pentágono está preparado para dejar fuerzas de combate en Irak durante la próxima década a pesar de un acuerdo entre Estados Unidos e Irak que repatriaría a todas las tropas estadounidenses en el 2012, dijo ayer martes un oficial de alto rango del ejército.

El general George Casey, jefe del Estado Mayor del Ejército, afirmó que el mundo sigue siendo peligroso e impredecible, y que el Pentágono debe tener planes para mayores operaciones estadounidenses de combate y estabilidad en dos guerras. "Las tendencias mundiales están empujando en la dirección equivocada" y "cambiarán de manera fundamental la forma en que trabaja el ejército", agregó.

Caey habló con una docena de periodistas y analistas políticos de grupos de investigación con sede en Washington que fueron invitados a una reunión informativa.

El jefe militar señaló que sus planes anticipan tropas de combate en Irak y Afganistán durante una década como parte del compromiso permanente de Estados Unidos para luchar contra el extremismo y terrorismo en el Medio Oriente.

Las previsiones de Casey sobre los niveles de fuerzas están relacionados con su intento por mitigar un drástico calendario de movilización de efectivos que, consideró, "pondría de rodillas al ejército".Casey no especificó como se dividirían las unidades de combate entre Irak y Afganistán. Refirió que el comandante estadounidense en la zona, el general Ray Odierno, encabeza un estudio para determinar en cuánto se podrían recortar las fuerzas en Irak para que sigan siendo efectivas.

Casey agregó que sus comentarios sobre la guerra en Irak no tenían la intención de contradecir las políticas del gobierno de Barack Obama.

El presidente Obama planea regresar en el 2010 a las fuerzas estadounidenses de combate que están en Irak a su país, y ambos países convinieron en que todas las tropas de Estados Unidos saldrían para el 2012.

Aunque varios funcionarios estadounidenses de alto rango han sugerido que Irak podría solicitar una extensión, el acuerdo legal firmado por los dos países el año pasado tendría que ser modificado para que permanezca cualquier presencia estadounidense significativa.

Estados Unidos tiene actualmente unos 139,000 soldados en Irak y 52,000 en Afganistán.

Obama ofreció en la campaña proselitista terminar pronto con la guerra en Irak y canalizar a los recursos estadounidenses a lo que calificó como una lucha más importante en Afganistán.

Casey reiteró las declaraciones de los líderes civiles y militares que han dicho que la situación en Afganistán tiende a empeorar en lugar de mejorar."Habrá una gran batalla en el sur", predijo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes