Jesuitas piden liberar a militar salvadoreño condenado por crimen de sacerdotes

La universidad jesuita de El Salvador pidió este lunes al presidente Salvador Sánchez Cerén conmutar la pena de 30 años de cárcel que cumple el coronel retirado Guillermo Benavides por su implicación en el asesinato de seis sacerdotes de esa orden en 1989.

"Hemos presentado la solicitud para la conmutación de la pena para el coronel Benavides", declaró en rueda de prensa el rector de la Universidad Centroamericana (UCA), el sacerdote jesuita Andreu Oliva.

Oliva presentó la solicitud al ministro de Justicia y Seguridad, Mauricio Ramírez, junto al director del Instituto de Derechos Humanos de la UCA, el también sacerdote jesuita José María Tojeira.

El ministro deberá enviar el pedido a la Corte Suprema de Justicia y, si el máximo tribunal lo avala, el presidente podrá conceder la conmutación.

Benavides se encontraba en libertad gracias a una amnistía que en 1993 perdonó las atrocidades cometidas en la guerra civil (1980-1992), pero fue detenido el 5 de febrero de 2016 a petición del juez español Eloy Velasco.

La Ley de Amnistía fue derogada en julio de 2016, lo cual abrió la posibilidad de llevar a la justicia casos de masacres y crímenes de la guerra civil.

En abril pasado, un tribunal de San Salvador ratificó una condena de 30 años de cárcel contra Benavides por su participación en la masacre de los seis sacerdotes jesuitas y dos de sus colaboradoras, perpetrada el 16 de noviembre de 1989.

La UCA recordó que Benavides ha cumplido cuatro años de prisión, tres de ellos entre 1990 y 1993 antes de ser liberado por la Ley de Amnistía, y cumplió su cuarto año de cárcel tras ser detenido en 2016.

"Estamos solicitando que se conmute la pena a los cuatro años que ya ha permanecido en prisión porque creemos que se ha cumplido nuestro pedido de verdad, justicia y ahora perdón, además de que tomamos en cuenta un carácter humanitario porque es un hombre de avanzada edad, tiene 74 años", expresó Tojeira.

Benavides era el comandante de la unidad militar que asesinó a los sacerdotes y sus colaboradoras. Aunque no estuvo en la escena del crimen, fue condenado por haber dado la orden de matar a los religiosos.

Oliva explicó que el pedido de conmutación de pena a favor de Benavides "no implica que estamos renunciando a nuestro derecho a la verdad, justicia y reparación" en el caso de otros militares retirados que serían autores intelectuales en el asesinato de los jesuitas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada