Jimmy Morales señala a exfiscal de investigarlo por aspiraciones políticas

El abogado Juan Carlos Borrayo, representante del presidente de Guatemala, Jimmy Morales, ante la comisión pesquisidora del antejuicio (proceso de desafuero) en su contra, aseguró hoy que la exfiscal general Thelma Aldana organizó la investigación contra el mandatario "por sus aspiraciones políticas".

En defensa de Morales, en el último día de audiencias de la pesquisidora que preside el diputado opositor Luis Fernando Montenegro, Borrayo aseguró que hubo una serie de "presiones públicas" de Aldana.

Esas presiones también vinieron del jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), el abogado colombiano Iván Velásquez, y en ellas participó la actual jefa de la Fiscalía, Consuelo Porras, quien presentó la solicitud de desafuero, dijo el abogado.

La defensa de Morales sostuvo este viernes en el Salón del Pueblo del Congreso que el antejuicio es "político, ilegítimo y espurio", pues el titular del Ejecutivo "no participó en los hechos y existe una doble persecución en su contra".

La investigación preliminar de la Fiscalía de Delitos Electorales y la Cicig da cuenta de que el Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), que postuló a Morales en 2015, recibió un aporte por 7.560.476 quetzales (casi 1 millón de dólares) que sirvió para el pago de fiscales de mesa y de material publicitario, consistente en volantes y calendarios de bolsillo.

El pago debía haber sido reportado ante el Tribunal Supremo Electoral y la responsabilidad, según el ente investigador, es del presidente Morales, quien era el secretario general de la agrupación política en ese momento.

Además, se suma el hallazgo del financiamiento al partido político para el pago de capacitaciones para los entonces candidatos a presidente y vicepresidente (Jimmy Morales y Jafeth Cabrera), realizado por "Fundación G", y que tampoco fue reportado al Tribunal Supremo Electoral (TSE) por 359.899 quetzales (46.800 dólares).

El abogado del mandatario dijo este viernes a la comisión investigadora que la solicitud de desafuero presentada el 25 de agosto pasado contra Morales es "repetitiva", pues "en 2017 se presentó un antejuicio por los mismos hechos" y estos fueron calificados como "espurios" por el pleno, al no haber sido validados para retirarle la inmunidad al mandatario.

Pero Borrayo centró su argumentación en las aspiraciones políticas de Aldana, quien en 2017, siendo aún fiscal general, se "negaba" a aceptarlas, mientras que en semanas posteriores a su salida del Ministerio Público "lo ha confirmado".

"¿Era un intento de llegar a la Presidencia por medio de un antejuicio o por la vía democrática?", cuestionó.

Lamentó que únicamente se persiguiera al presidente, "quien no tuvo participación en los hechos", y que los empresarios que otorgaron el dinero "no fueron procesados".

Borrayo mencionó que Aldana, en la última conferencia de prensa como fiscal antes de entregar el cargo a Porras, dijo que había una "investigación avanzada" para presentar "en 8 días o 15" un antejuicio por financiación electoral ilícita contra Morales, lo que el abogado calificó como "una campaña de presiones".

Insistió en que el titular de la Cicig, Iván Velásquez, "contribuyó" a la presión un día antes de que la fiscal anunciara el antejucio, mientras que en los días previos a la "presión" del comisionado "no hubo una sola diligencia que contribuyera al expediente".

Sin embargo, el presidente de la pesquisidora, Luis Fernando Montenegro, cuestionó que hubiera una "confabulación para deponer al presidente" que incluyera a la nueva fiscal, pues sostuvo que eso significaría que "no tendría criterio propio".

Montenegro dio por concluida la sesión tras el cuestionario al representante del presidente y citó para el próximo lunes para analizar las conclusiones y decidir cuándo se presentará al pleno del Legislativo el informe circunstanciado de la comisión para que este vote a favor de retirar o no la inmunidad de Morales. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes