Jordania niega estar en peligro por los conflictos en Irak y Siria

El primer ministro jordano, Abdalá Ensur, dijo hoy que su país no afronta "ningún peligro de seguridad" como consecuencia de los últimos acontecimientos sucedidos en Irak y Siria, pero que deben tomarse "todas las precauciones" para afrontar cualquier situación.

"Jordania no afronta ningún peligro que arriesgue su seguridad, a pesar de lo que sucede cerca de sus fronteras con Irak y Siria", dijo Ensur en una comparecencia en el Senado jordano.

Sin embargo, el primer ministro añadió que esto no significa que tengan que "relajarse", ya que el Gobierno y las instituciones deben "desempeñar su papel y tomar todas las precauciones".

El ministro jordano de Interior, Husein Mayali, también señaló en el Senado que la situación en la línea divisoria con Irak es "segura" y que "el tráfico en la frontera se ha reducido a la mitad, mientras que la solicitud de asilo por parte de ciudadanos iraquíes se ha duplicado".

El pasado 23 de junio, el puesto fronterizo de Trebil fue cerrado durante un corto periodo de tiempo por hombres armados militantes del extremista Estado Islámico (EI) y clanes suníes contrarios al Gobierno iraquí del chií Nuri al Maliki.

Desde entonces, Jordania ha enviado refuerzos militares a la frontera con Irak, incluidos tanques, vehículos blindados y proyectiles, de acuerdo con testigos.

Irak se encuentra inmerso en una grave crisis debido al avance de grupos insurgentes, que el pasado 10 de junio se hicieron con el control de Mosul, la segunda ciudad del país, y desde allí han progresado por otras zonas del norte y el centro.

Ensur añadió además que la presencia de 1.400.000 refugiados sirios en Jordania representa una gran presión para las infraestructuras y recursos del país, aunque también calificó a los sirios de "hermanos". 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7