Joven austriaca cautiva en estado crítico

AMSTETTEN, Austria (AP). La joven cuya hospitalización desató el descubrimiento de que su familia fue recluida y aterrorizada durante décadas se encontraba el miércoles en estado crítico, mientras las autoridades consideran el futuro de sus cinco hermanos.

Por otra parte, la policía dijo que investiga un posible vínculo entre el asesinato de una joven y el hombre que confesó que mantuvo cautiva a su hija durante 24 años y engendró a sus siete hijos.

En la sede policial de la provincia de Alta Austria, una mujer dijo por teléfono que se investiga si Fritzl tuvo algo que ver con el asesinato de Martina Posch hace 22 años.

El cuerpo de Posch apareció en una playa del lago Mondsee 10 días después de su desaparición. Tenía 17 años. Un diario austríaco informó que la esposa del sospechoso regenteaba una posada en la orilla opuesta del lago.

La vocera se negó a identificarse. Dijo que sólo el jefe de la policía de Alta Austria podía brindar más información.

El estado de Kerstin Fritzl, de 19 años, es crítico pero estable, indicaron las autoridades. Es una de los siete hijos que tuvo Josef Fritzl con su hija, mantenida cautiva durante 24 años en una lóbrega prisión en el sótano de su casa.

Kerstin, que se encuentra en un coma inducido, es sometida a diálisis debido al efecto de la falta de oxígeno. Fue traída al hospital inconsciente y posteriormente sufrió convulsiones. La suerte de su familia fue conocida después que los médicos, intrigados por su dolencia, pudieron públicamente a su madre que se presentara porque necesitaban su historial clínico.

Las autoridades apenas dieron información sobre Fritzl, de 73 años, que confesó haber encerrado a su hija Elisabeth desde que tenía 18 años y haberla violado repetidamente. Contó además que quemó el cadáver de uno de sus hijos, que murió de muy corta edad.

El jefe de homicidios de la provincia Baja Austria, Leopold Etz, dijo que las autoridades están seguras de que Fritzl actuó solo.

"Creo que podemos descartar la existencia de cómplices", dijo Etz a The Associated Press.

Agregó que las pruebas de ADN confirman que ningún otro hombre entró en la prisión del sótano que construyó Fritzl a prueba de ruidos. El martes, las pruebas confirmaron que Fritzl es el padre biológico de los seis hijos sobrevivientes de su hija.

Fritzl hizo creer a su esposa que Elisabeth se había escapado de joven para unirse a una secta y las autoridades mantienen que no hay prueba alguna de que la esposa, Rosemarie, sabía lo que sucedía o que hubiese participado.

___

El corresponsal de AP George Jahn contribuyó en Viena a este artículo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes