Joven marroquí dice que prensa la ha perjudicado, no Berlusconi

MILAN ( AP). La adolescente marroquí protagonista del escándalo sexual por el que es juzgado Silvio Berlusconi dice que ha sufrido daños, pero a manos de la prensa, no del premier italiano.

Karima el-Mahroug, más conocida como Ruby, y Berlusconi no asistieron a la audiencia inicial del juicio que se le sigue al premier, acusado de pagarle a la entonces menor de edad para mantener relaciones sexuales y utilizar su poder para encubrir el hecho.

Ambos han negado haber tenido relaciones sexuales y Ruby no se aparta del libreto. Ella cree haber sufrido daños, pero no a manos de Berlusconi, dijo la abogada Paola Boccardi.

" Hay un daño, es un daño mediático. A Karima en todo el mundo la ven como una prostituta. Cuando la joven camina por la calle, hombres prósperos, hombres muy normales, cincuentones, se detienen para burlarse de ella, dicen 'bunga-bunga'", un término que presuntamente describe los bailes eróticos en la finca de Berlusconi.

" Esto me parece desconcertante", dijo Boccardi. Añadió que ninguna otra persona se ha presentado para decir que tuvo relaciones por dinero con la adolescente.

En Italia la prostitución no es delito, pero sí lo es con una menor de 17 años desde que el gobierno del propio Berlusconi elevó la edad de la prostitución infantil a 17 años. Ruby tenía 17 años cuando los fiscales alegan que visitó la finca de Berlusconi en Arcore, en las afueras de Milán, donde habría aceptado dinero y regalos a cambio de sexo.

Las relaciones con una menor conllevan una pena de cárcel de seis meses a tres años. El abuso de poder es más grave: de cuatro a 12 años y si la pena es mayor de cinco años, la prohibición de por vida de ejercer un cargo público.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes