Juan Carlos I destacó el compromiso del príncipe Felipe con Iberoamérica

El rey Juan Carlos de España destacó hoy ante el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, el cariño hacia México y su compromiso con Iberoamérica del príncipe de Asturias, quien le sucederá en los próximos días.

En un brindis al comienzo de una cena de gala ofrecida en el Palacio Real de Madrid en honor de Peña Nieto y su esposa, Angélica Rivero, y ante unos 125 invitados, el monarca cedió públicamente a su hijo el testigo como primer embajador de España.

"La Corona asume la más alta representación de España en las relaciones internacionales, especialmente con las naciones de nuestra comunidad histórica", recordó el monarca en su último discurso como anfitrión de un jefe de Estado extranjero.

El rey, quien hace una semana anuncio la abdicación en su hijo, pronunció estas palabras ante la reina Sofía, los príncipes de Asturias, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y representantes de las principales instituciones española.

Tras remarcar que durante su reinado ha mantenido su "especial y permanente compromiso con la comunidad y las cumbres iberoamericanas", el rey Juan Carlos subrayó la "continuada asistencia" del príncipe Felipe a las tomas de posesión de los mandatarios iberoamericanos y sus numerosas visitas a la región.

"En todas estas ocasiones, el Príncipe ha llevado siempre a los pueblos iberoamericanos el hondo afecto y la solidaridad de España", añadió el rey, para subrayar que "sé bien que conocéis su cariño a México y sus firme compromiso con toda Iberoamérica".

Peña Nieto pronunció unas afectuosas palabras de reconocimiento al monarca, el jefe de Estado "que condujo a esta nación a la democracia y a la modernidad", según dijo.

El presidente de México consideró al monarca el "líder visionario que se atrevió a abrir España al mundo" y también "el hombre de talento y cultura que entendió Iberoamérica como oportunidad y destino".

Respecto al Príncipe Felipe, el presidente mexicano dijo que está en condiciones de "asegurar la estabilidad y unidad de España", y explicó que ha establecido con él una relación cercana de "respeto y afecto mutuos".

Recalcó que comparten una misma generación "que reconoce el cambio social que experimenta el mundo".

Por su parte, el rey manifestó que España y México "atesoran un legado compartido de historia, cultura y afecto que ha engrandecido a nuestras naciones y fortalecido nuestros lazos en beneficio de los dos países".

"Esto es algo que he podido comprobar a lo largo de mi reinado", añadió, antes de expresar su "firme deseo" de que el "bienestar y el progreso de México vayan siempre de la mano".

Felipe de Borbón, quien se prevé que el próximo 19 de junio sea proclamado rey, ha asistido en representación de España desde 1996 a 69 tomas de posesión de presidentes del continente, la última de las cuales fue la del salvadoreño Salvador Sánchéz Cerén, a finales de mayo.

El presidente de México comenzó hoy una visita de Estado de dos días a España y tras recibir la bienvenida de los reyes asistió a un foro sobre inversiones en México, al que asistieron tanto ministros españoles como los máximos representantes de las grandes empresas españolas.

Peña Nieto, quien está acompañado de varios ministros, firmará este martes con Rajoy varios acuerdos de cooperación.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada