Jueza hispana, de barrio puertorriqueño en NY a C. Suprema

NUEVA YORK (AP). El ascenso de Sonia Sotomayor a la cumbre de la profesión jurídica comenzó en la década de 1960 en un vecindario humilde del Bronx, a un par de cuadras del estadio de béisbol de los Yanquis, donde su familia tuvo que enfrentar un problema tras otro.

Sufrió de diabetes juvenil y empezó a recibir inyecciones de insulina a los ocho años. Al año siguiente murió su padre y fue criada por la madre, una enfermera en una clínica para drogadictos que siempre tenía una olla de arroz y frijoles en la estufa. Sus padres habían llegado desde Puerto Rico.

Sotomayor era fanática del programa de televisión cuyo protagonista era el abogado Perry Mason y a los 10 años ya sabía que quería ser jueza.

"Me di cuenta que el juez era el actor más importante en esa sala", dijo Sotomayor en una entrevista con The Associated Press en 1998.

Ahora, Sotomayor es uno de los actores más importantes de la nación al ser postulada a una banca en la Corte Suprema por el presidente Barack Obama. El nombramiento corona una carrera llena de jalones; graduada de la Facultad de Derecho de Yale; fiscal y luego abogada en una firma de Manhattan; un fallo crucial en 1995 que devolvió el béisbol al país después de una huelga; y últimamente, jueza federal de apelaciones.

Su crianza en un hogar humilde de Nueva York ha forjado una personalidad enérgica y pintoresca, muy distinta del vecindario obrero donde creció.

Es amante del béisbol y la buena comida, tan dispuesta a disfrutar de una salchicha en un puesto callejero como una cena en un restaurante fino de Manhattan.

Su trabajo y todos los aspectos de su vida pasarán bajo el microscopio en los próximos meses, un proceso que Sotomayor conoce muy bien. Su designación a la corte de apelaciones fue demorada 15 meses, aparentemente porque los republicanos temían que fuera un paso hacia la Suprema Corte.

Su fallo de 1995 prácticamente decidió la suerte del béisbol: fustigó a los dueños de clubes por imponer condiciones laborales injustas, exhortó a los jugadores en huelga a llegar a un acuerdo y a ambas partes a desistir de su intransigencia.

Sotomayor, cuyo hermano es médico, presidió un juicio civil en 1996 iniciado por la familia de un abogado muerto de sida a los productores de la película "Philadelphia", alegando que Hollywood robó su historia. Las partes llegaron a un acuerdo extrajudicial.

Sotomayor se graduó con honores de Princeton y asistió a la Facultad de Derecho de Yale, donde dirigió la prestigiosa revista Yale Law Journal.Sus fallos y comentarios reflejan su interés en el respeto por la ley.

En 2000, advirtió a un abogado que apeló la condena a 30 años a un agente de policía por sodomizar a un acusado que la corte de apelaciones podría sugerir un agravamiento de la sentencia en vista de la brutalidad del crimen.

En otro caso, dio una segunda oportunidad a un solicitante de asilo cuyo pedido fue rechazado porque no compareció a una audiencia: el abogado se encontraba en otra parte y tenía el documento que necesitaba el solicitante para entrar al edificio.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes