Justicia boliviana se hace más indígena tras comicios

LA PAZ (AP). La justicia boliviana tendrá un rostro más indígena cuando asuman a mediados de diciembre 28 nuevos magistrados elegidos por primera vez por voto popular.

La judicatura seguirá estando dominada por mestizos, pero los indígenas han logrado ganar más espacios, según los resultados oficiales de los comicios del 16 de octubre divulgados el viernes por el Organo Electoral.

De 28 titulares elegidos --16 hombres y 12 mujeres-- nueve son indígenas o tienen ese origen. Casi todos son aymaras como el presidente Evo Morales, la etnia más influyente a pesar de que los quechuas son mayoría. No hay indígenas de tierras bajas, los más rezagados en participación política.

Poco más de 60% de la población boliviana es indígena o tiene ese origen. En las elecciones judiciales fueron elegidos magistrados para el Tribunal Constitucional, Tribunal Supremo de Justicia, Tribunal Agroambiental y Consejo de la Judicatura. Quizá alguno de esos órganos tenga por primera vez un presidente indígena.

Expertos y analistas reconocen que la inclusión de indígenas en la vida política y social del país es uno de los mayores logros de Morales, el primer indígena que ha gobernado el país.

Esa inclusión tuvo un fuerte empuje tras el retorno de la democracia a fines de los 70 y Morales fue producto de ese avance. Por entonces los legisladores indígenas eran como lunares, hoy son mayoría en la Asamblea Legislativa. Pero fue con Morales que ganaron espacios en el Ejecutivo.

Morales, que era imbatible en las urnas desde 2005, sufrió un traspié en los comicios de octubre. No fue candidato pero hizo campaña por el voto válido y esperaba ganar con un 70%. Los resultados indican que el voto nulo llegó al 41,59% frente al 41,08% de voto válido.

La oposición había llamado a anular el voto para convertir la elección en un plebiscito a la gestión de Morales, que comenzó a perder popularidad desde 2010 cuando inició su segundo mandato hasta 2015.

El nulo tuvo más apoyo en ciudades y núcleos urbanos mientras que el válido se concentró sobre todo en el área rural que mantiene fuerte fidelidad al mandatario. Según el analista Gonzalo Lema, Morales perdió apoyo en sectores progresistas de la clase media y grupos urbanos, lo que muestra un país todavía dividido.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes