Justicia decide suerte de 416 niños retirados de una secta

SAN ANGELO, EEUU (AFP). Un juez de Texas (sur) analizaba el jueves si los 416 niños retirados a inicios de abril a una secta polígama sospechosa de abusos sexuales pueden ser devueltos a sus padres o deben ser confiados a familias sustitutas.

Responsables de los servicios sociales pidieron al juez que coloque a todos los niños bajo la autoridad del Estado, asegurando haber descubierto pruebas de que en el seno de la secta se obligaba a adolescentes, a partir de los 13 años, a tener relaciones sexuales con hombres mucho mayores.

Las autoridades también afirman que los niños eran duramente golpeados, encerrados y privados de alimentos cuando eran castigados.

Los niños vivían en una hacienda perteneciente a la Iglesia Fundamentalista de los Santos de los Últimos Días (FLDS), una corriente fundamentalista disidente de la Iglesia oficial mormona. Fueron retirados de allí por las autoridades tras una redada de varios días que comenzó el 3 de abril.

La operación se lanzó tras varios pedidos de auxilio de una joven de 16 años que explicó estar embarazada de su segundo hijo y que su marido de 50 años de edad la golpeaba a menudo. Durante la redada, las autoridades no encontraron a la adolescente pero descubrieron a varias otras jóvenes embarazadas, o que dieron a luz recientemente.

El ministro de Justicia de Texas, Greg Abbott, aseguró el jueves que las autoridades judiciales tenían "informaciones", que serán presentadas al juez, sobre los abusos sexuales perpetrados en la hacienda.

"Es nuestra convicción que estas niñas que no tenían 17 años tuvieron relaciones sexuales con hombres mayores, lo que es una violación de la ley texana y es también potencialmente una violación de las leyes sobre la bigamia", declaró Abbott a la cadena de televisión CNN.

Unos 350 abogados venidos de todo el Estado son los encargados de defender a los niños, en un caso que parece ser el mayor de este tipo en la historia de Estados Unidos.

"No sabemos a qué atenernos", declaró John Kennedy, abogado cuyo gabinete representa a unas 80 madres. "Nuestra mayor dificultad en un caso de esta magnitud y de esta amplitud es hacer que los derechos de cada persona sean protegidos", añadió.

La FLDS es una secta disidente de la Iglesia de los Santos de los Últimos Días, principal corriente de la iglesia mormona, que renunció a la poligamia hace más de un siglo y excomulga a los miembros que la practican.

Con sede en Hildale y Colorado City, dos ciudades gemelas en la frontera entre Utah (oeste) y Arizona (sudoeste), la secta es dirigida por Warren Jeffs, un polígamo condenado el año pasado a la reclusión perpetua por complicidad de violación.

Durante su juicio, una joven relató que el gurú la había obligado a casarse en 2001 a la edad de 14 años con un hombre mayor, y que le había ordenado "multiplicarse y llenar la tierra de niños criados en el sacerdocio".

Según las autoridades texanas, el templo construido en la hacienda, un gran edificio blanco rectangular, alberga una cama reservada para las primeras relaciones sexuales entre hombres mayores y sus "esposas espirituales" menores.

Interrogadas el miércoles por el periodista de la CNN Larry King, tres miembros de la secta, mujeres vestidas con largos vestidos y trenzas en el cabello negaron haber visto a adolescentes casadas con hombres mayores en la hacienda.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes