Justicia francesa confirma despido de empleada de guardería por llevar velo islámico

La justicia francesa confirmó el miércoles el despido de una empleada de guardería infantil que llevaba velo islámico, un caso emblemático de las relaciones entre islam y laicismo en Francia.

El tribunal de casación confirmó la decisión del tribunal de apelaciones de París, contra la cual había presentado recurso Fatima Afif, vicedirectora de la guardería "Baby Loup" de Chanteloup-les-Vignes (periferia de París).

Este veredicto del tribunal de casación pone fin a seis años de un procedimiento judicial que avivó en Francia el debate sobre el respeto del laicismo en los establecimientos escolares.

No obstante, la demandante dio a entender que podría presentar un recurso en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

La empleada, que cuando fue contratada no utilizaba velo islámico pero lo adoptó después, había sido despedida por la directora de la guardería, la chilena Natalia Baleato, en nombre de la neutralidad religiosa del establecimiento preescolar.

A raíz de este caso, hubo en Francia muchos pedidos de que se legislara para que la neutralidad religiosa, ya obligatoria en el sector público, se extendiera a esferas privadas, en particular en lo que respecta a la infancia.

Pero la hipótesis de una nueva ley fue descartada por el Observatorio del Laicismo, creado por el presidente François Hollande.

En Francia, una ley prohíbe desde 2004 los signos religiosos ostentativos en los establecimientos escolares. El velo islámico integral está prohibido también en los espacios públicos desde 2011, pero no el velo que cubre sólo la cabeza.

La guardería "Baby Loup" cerró a fines del año pasado en Chanteloup-les-Vignes y se instaló en la localidad vecina de Conflans-Sainte-Honorine. Según la dirección, se tomo esa decisión a raíz de "presiones" que tornaban imposible el trabajo.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7