Juzgados en Francia 14 ex oficiales de Pinochet

PARIS (AP). Un tribunal francés inició el miércoles un juicio en ausencia de 14 ex funcionarios chilenos acusados de la desaparición de ciudadanos franceses durante la dictadura del general Augusto Pinochet.

Los 14, en su mayoría mandos militares retirados, encaran cargos de secuestro y tortura y contra ellos penden órdenes internacionales de busca y captura.

Aunque los acusados no comparecieron el miércoles ante los jueces, los familiares de las víctimas confían que el proceso haga justicia más de 30 años después de la desaparición de cuatro franceses y cuatro años después de la muerte de Pinochet.

Los 14 son juzgados en relación con la desaparición de cuatro franceses entre 1973 y 1975, entre ellos el doctor Georges Klein, médico del presidente marxista Salvador Allende, a quien depuso Pinochet en un cruento golpe de estado el 11 de septiembre de 1973.

Entre los acusados, con edades entre los 59 y 89 años, figuran Juan Manuel Contreras Sepúlveda, jefe de la policía secreta de Pinochet, la Dina, durante la dictadura del general de 1973 a 1990.

Todos ellos se negaron a enviar representación legal al juicio. La embajada chilena de París dijo que ya que su gobierno no envió un representante por no figurar en el juicio.

Pinochet y otros cuatro mandos militares fueron mencionados como sospechosos en el caso, pero los cinco murieron desde que comenzó la investigación hace más de una década.

La abogada Sophie Thonon, que representa a los familiares de la víctima Jean-Yves Claudet, lamentó que los 14 acusados vivos "no se encuentran aquí para escuchar, repito, explicar o escuchar el testimonio de las personas que torturaron, por lo que hicieron".

"Saben que comienza hoy un juicio en París", agregó.

En la audiencia del miércoles, algunos familiares mostraron fotos en blanco y negro de los desaparecidos.

El abogado William Bourdon dijo que el juicio "permitirá mostrar una imagen judicial, precisa, casi exhaustiva del aparato de represión montado por el general Augusto Pinochet".

Un informe oficial chileno dice que 3.197 presuntos izquierdistas fueron asesinados por razones políticas antes de que Pinochet dejara el poder en 1990. Muchos "desaparecieron", probablemente tras ser secuestrados y asesinados, y luego enterrados en fosas sin marcar, sin que sus familiares supieran su suerte.

Además de Klein desaparecieron Etienne Pesle, un ex sacerdote que trabajaba en la redistribución de tierras, y Alphonse Chanfreau y Claudet, ambos miembros del partido izquierdista MIR, detenidos en 1974 y 1975.

Ninguno de los procesados es acusado de homicidio al no haber sido encontrados los cadáveres.

Unos 30 testigos, algunos de Chile, seguramente declararán en el juicio, filmado por su aparente interés histórico.

El proceso está sustentado sobre las denuncias formuladas en 1998 por los familiares de las víctimas, según los cuales el sistema judicial chileno no investigo a fondo la desaparición de los cuatro.

El testigo Eduardo Herrera, la última persona que vio a Pesle antes de ser detenido, dijo que el juicio "ayudará a mantener la unidad nacional tras lo sucedido en Chile. Es realmente algo bueno".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes