Keiko, el retorno del fujimorismo

LIMA ( AP). Keiko Fujimori tenía 19 años cuando sus padres se divorciaron y fungió como primera dama por seis años.

Ahora podría convertirse en la primera mujer presidenta de Perú y ocupar el cargo que ejerció su padre Alberto Fujimori durante toda una década (1990-2000) antes de huir en medio de un escándalo de corrupción y renunciando por fax desde Japón.

La primogénita de 35 años del ex presidente --un personaje amado por unos, odiado por otros, hoy preso por delitos de corrupción y crímenes de lesa humanidad-- podría sobrevivir en la votación del domingo y acceder a una segunda ronda.

Los sondeos de opinión ubican primero al ex militar Ollanta Humala e inmediatamente detrás a Keiko Fujimori y otros dos candidatos. Los dos más votados disputarán la segunda vuelta en junio si, como se espera, ningún candidato obtiene la mitad más uno de los votos.

En una segunda ronda, según el último sondeo de la principal encuestadora Ipsos-Apoyo, publicado del domingo 3 de abril, Keiko Fujimori solo le ganaría a Pedro Pablo Kuczynski, ubicado cuarto en las encuestas. Empataría con Humala y perdería ante Alejandro Toledo e incluso ante Luis Castañeda, quien está quinto. El panorama, no obstante, es demasiado incierto y todo puede suceder.

Mientras que Toledo, que gobernó Perú entre 2001-2006, cayó en las últimas encuestas debajo del 20% luego de haber estado primero y Humala pasó al primer lugar con más del 25%, Keiko Fujimori ha contado con el respaldo constante de uno de cada cinco votantes.

Según la ley peruana no se pueden publicar más encuestas en la semana previa a la votación, por lo que el sondeo del domingo pasado es el último que se conocerá.

La base de apoyo de Fujimori es un núcleo fiel de peruanos que creen que su padre sacó a la nación de dos abismos: derrotó a los fanáticos maoístas de Sendero Luminoso y controló la hiperinflación.

Esto no le interesa a Adelmo Cubas Mejía, de 68 años, del pueblo norandino de San Andrés de Cutervo en la región Cajamarca, quien migró a la capital y ahora vive con sus hijos en el populoso distrito limeño de Los Olivos.

Él votará por Keiko Fujimori " porque Alberto Fujimori, cuando era presidente, fue responsable" e instaló agua potable en su casa y la de sus vecinos.

" Va a ser como su papá", dijo a la AP durante un mitin de la candidata. " De los otros, ¿quién sabe? Ella, en cambio, es una apuesta segura".

Cubas, en medio de una multitud pobre, escuchaba a Keiko frente a una escuela construida y llamada como su padre "Alberto Fujimori", donde la candidata recordó que " bajo el fujimorismo se construyeron 3,000 escuelas en todo el país".

En la campaña, ella no se esfuerza por diferenciarse de su padre y habla en el plural "nos" sobre los 45,000 proyectos de obras públicas entregadas durante el mandato de Alberto Fujimori, así como del programa nutricional que continúa activo para los pobres, que son un tercio de los 29 millones peruanos.

En su discurso no olvida de mencionar el reciente auge económico producido por el alza de los precios de los metales peruanos y de cómo las exportaciones mineras apenas ha beneficiado a los pobres. La gente la aplaude.

Keiko Fujimori dijo que su padre era inocente cuando fue condenado a 25 años de prisión en 2009 por autorizar asesinatos con escuadrones de la muerte y que lo amnistiaría si fuera presidenta. Pero ahora es más cautelosa.

" El tema de mi padre se resolverá en la vía judicial", dijo al diario El Comercio de Lima, en una reciente entrevista, en referencia a un recurso de apelación que han presentado ante la justicia peruana.

Analistas coinciden en que no habría una candidatura de Keiko Fujimori ni de su grupo Fuerza 2011 sin Alberto Fujimori. Muchos creen que el padre dirige la campaña desde la cárcel, aunque Keiko lo niega.

Fuerza 2011 " no es estrictamente un partido sino un clan donde los cargos más importantes están distribuidos entre los familiares y allegados", dijo Fernando Rospigliosi, analista local, ex ministro del Interior y fuerte crítico de Fujimori.

Su hermano Kenji, su tío Santiago Fujimori, el publicista de su padre y el médico personal de su padre, todos ellos se postulan al Congreso. El equipo de su campaña está compuesto de antiguos ministros de su padre.

Las prioridades de la campaña de Keiko Fujimori son reminiscencias de las acciones de su padre como presidente, incluyendo mano dura contra la delincuencia. " Si derrotamos el terrorismo podemos derrotar a la delincuencia", promete con frecuencia.

Keiko Fujimori ha tenido que defenderse de acusaciones de que su educación en la Universidad de Boston a finales de la década de 1990 fue financiada por su padre con dinero ilícito y es objeto incluso de una investigación formal para determinar si ella cometió alguna irregularidad.

Durante la campaña Keiko Fujimori ha ofrecido distintas explicaciones de cómo su padre pagó los estudios universitarios en Estados Unidos de ella y sus tres hermanos, por un total de 1,2 millones de dólares, cuando él sólo ganó menos de 55,000 dólares durante sus diez años de gobierno.

Dijo a El Comercio que las acusaciones sobre enriquecimiento ilícito no tienen fundamento y que ha entregado todos los papeles que el Congreso le solicitó cuando fue investigada.

" Han tenido diez años para encontrarme algo y meterme a la cárcel, ¿por qué no lo hicieron? No llegaron a nada", dijo.

También hay dudas sobre si su campaña presidencial podría estar contaminada por dinero del narcotráfico.

La candidata admite haber recibido 10,000 dólares para su campaña congresal del 2006 de la hermana de un hombre procesado por supuestamente contrabandear cocaína en un cargamento de harina de pescado con dirección a Colombia, y dos candidatos a legisladores de su movimiento Fuerza 2011 están siendo investigados por posibles nexos con narcos.

La Procuradora Antidrogas Sonia Medina dijo a la AP que le preocupa que la campaña de Keiko Fujimori reciba apoyo de la familia Martínez, propietaria de la empresa pesquera Hayduk en el puerto de Chimbote, al norte de Lima.

Un miembro de la familia, Walter Martínez, está procesado por un presunto intento de contrabando de cocaína en una carga de harina de pescado en 1993. Su padre, Eudocio Martínez, fue absuelto tres veces de cargos similares, señala Keiko Fujimori.

" Se puede corroborar fácilmente el apoyo material que sigue recibiendo (Keiko Fujimori) en Chimbote, se denota en las paredes de la empresa Hayduk pintadas con propaganda de 'Keiko'", dice Medina.

El Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa dijo que una eventual segunda vuelta entre Humala y Keiko Fujimori obligaría a los peruanos a escoger entre el cáncer y el sida porque Humala ampliaría el estatismo en la economía y la hija de Fujimori provocaría identificación con el gobierno de su padre y los abusos criminales del poder político.

Pero el profesor de Harvard Steven Levitsky cree que para la derecha peruana la verdadera comparación sería entre " un cáncer y un resfriado".

" Están asustados con Humala porque es potencialmente autoritario y estatista", dice este catedrático que ha vivido en Perú los últimos nueve meses y cuya especialidad es América Latina, en particular Perú y Argentina.

" Keiko es potencialmente autoritaria, pero ella está bien para la derecha peruana en temas económicos", añade.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes