Kelly defiende canal secreto de contacto con los rusos

El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, defendió la supuesta creación de un canal secreto de comunicaciones por parte del yerno y asesor presidencial Jared Kushner, calificando la idea como "algo bueno".

En los programas de entrevistas dominicales, Kelly enfatizó que no sabía si eran ciertas las versiones de comunicaciones secretas con Rusia, pero aclaró que la idea no le molestaba y opinó que no sería algo perjudicial para la seguridad nacional de Estados Unidos.

"Es algo normal y en mi opinión, aceptable", dijo Kelly. "Cualquier forma de comunicarse con la gente, especialmente con organizaciones que quizás no son tan amistosas con nosotros, es algo bueno".

Los demócratas en el Congreso exigieron poder interpelar a Kushner sobre los supuestos contactos clandestinos y afirmaron que quizás habría que revocarle su autorización a recibir información secreta. Sin embargo, el presidente Donald Trump despotricó el domingo contra las filtraciones de información en una andanada de tuits, calificándolas de "puro invento".

El representante Adam Schiff, el demócrata de mayor rango en la Comisión de Asuntos de Inteligencia de la cámara baja, dijo que "obviamente es sumamente inquietante" que alguien de la campaña de Trump haya estado en contacto clandestino con los rusos durante la fase de transición, con un país que según las agencias de inteligencia, interfirió en el sistema electoral.

"Hay que llegar al fondo del asunto", dijo Schiff, agregando que habría que reevaluar si Kushner puede tener acceso a información delicada porque "hay que cerciorarse de que él haya sido honesto".

"Si no lo fue, entonces no hay manera de que él pueda seguir teniendo ese nivel de acceso", manifestó Schiff.

The Associated Press y otros medios de prensa han reportado que Kushner en diciembre propuso crear un canal clandestino de comunicaciones entre el Kremlin y el equipo de transición.

Kushner conversó con el embajador ruso Sergey Kislyak sobre maneras de facilitar conversaciones sobre las opciones que el futuro gobierno tendría ante Rusia, especialmente cuando estaba forjando su política hacia Siria. El objetivo era establecer un contacto entre el entonces asesor de seguridad nacional Michael Flynn con líderes militares de Rusia, dijo una fuente allegada al tema que pidió no ser identificada.

Rusia ha estado apoyando al presidente sirio Bashar Assad, a veces a costa de vidas de civiles y contradiciendo la posición estadounidense durante la guerra civil siria.

La Casa Blanca no admitió la existencia de la reunión, ni la participación de Kushner en ella, sino hasta marzo. En ese entonces, un funcionario de la Casa Blanca desestimó el encuentro como un gesto breve de cortesía.

El senador demócrata Cory Booker, miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores de la cámara alta, calificó las recientes revelaciones sobre Kushner como "graves" y pidió una investigación exhaustiva.

 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada