Kerry hace sombría advertencia a iraquíes

Con la advertencia de que los combatientes suníes en Irak representan una "amenaza existencial", el secretario de Estado norteamericano John Kerry dijo que Estados Unidos está preparado para emprender acciones militares aun si Bagdad retrasa las reformas políticas, y señaló que dejar que la insurgencia crezca desenfrenadamente representa riesgos más allá de las fronteras iraquíes.

Pero enfatizó que las acciones militares no serían para apoyar al gobierno chií del primer ministro Nuri al-Maliki.

Kerry, quien visitó Bagdad por solo unas horas, exhortó a los líderes iraquíes a hacer a un lado las divisiones porque es la única manera de detener la insurgencia suní, y dijo que el futuro de Irak depende de las decisiones que tomen sus dirigentes en los próximos días y semanas.

"El futuro de Irak depende principalmente de la capacidad de los líderes de Irak para unirse y forjar un frente común contra el EIIL", dijo Kerry en conferencia de prensa, usando las siglas del grupo rebelde Estado Islámico para Irak y el Levante, que ha capturado enormes franjas de territorio iraquí en el norte y oeste del país.

"No la siguiente semana, ni el siguiente mes, sino ahora", dijo. "Es esencial que los líderes iraquíes formen un gobierno genuinamente incluyente tan rápido como sea posible".

Fue un mensaje sombrío para los líderes de las comunidades chií, suní y curda que se da cuando la nación enfrenta su peor crisis desde el retiro de las fuerzas armadas estadounidenses en 2011 después de ocho años en Irak.

Los combatientes suníes han borrado virtualmente la frontera oeste de Irak con Siria, y también han tomado territorio en la frontera con Jordania.

Señalando los peligros que los insurgentes suníes representan para Irak y la región, Kerry dijo que Estados Unidos estaba preparado para emprender acciones militares aun antes de que se forme un nuevo gobierno.

Sin embargo, Kerry enfatizó que si se emprenden acciones militares —el presidente Barack Obama ha dicho que sopesa la posibilidad de bombardeos— "no tiene nada que ver con apoyar un gobierno específico".

"No se trata específicamente de apoyo para el actual primer ministro, ni para una secta o la otra", dijo Kerry. "Será contra el EIIL, porque el EIIL es una organización terrorista, y creo que todos los que hablamos hoy entendemos la urgencia".

Kerry llegó a Bagdad apenas un día después de que los combatientes suníes capturasen dos puestos fronterizos clave, uno en la frontera con Jordania y otro con Siria.

Las victorias militares del EIIL en el norte y el oeste de Irak han puesto en evidencia los problemas de las tropas iraquíes, con formación estadounidense. En el norte, las tropas huyeron ante el avance de los rebeldes, dejando atrás sus armas, vehículos y otros pertrechos. En algunos casos en el oeste, se marcharon cuando los insurgentes se acercaban o al conocer la caída de otras ciudades.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada