Kingston transformada en campo de batalla por caza de capo

KINGSTON ( AFP). Violentos enfrentamientos entre grupos armados que protegen a un presunto jefe narcotraficante y la policía jamaicana provocaron este martes al menos 60 muertos, convirtiendo a Kinsgton en un campo de batalla.

Dos camiones llevaron " unos cincuenta" cuerpos el martes a la morgue en el Hospital Público de Kingston, dijo una enfermera a la AFP. La cifra fue confirmada por un camillero.

Un corresponsal de la AFP vio un tercer camión en las afueras de la morgue, lleno de cuerpos con heridas de bala, incluyendo un bebé. Otra enfermera declaró que este tercer camión transportaba 12 cadáveres.

Las fuerzas de seguridad están enfrentados con pandillas que resisten desde el lunes a sangre y fuego la orden de detención de Christopher " Dudus" Coke, requerido por Estados Unidos por tráfico de armas y drogas.

Hasta el momento la policía ha reconocido la muerte de 27 personas al tiempo que el primer ministro de la isla, Bruce Golding, lamentó la pérdida de vidas y prometió restablecer la ley y el orden en la nación caribeña.

El martes el gobierno pidió a los habitantes de la capital que permanecieran en sus hogares. El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, saludó el compromiso del gobierno de garantizar los derechos ciudadanos durante los enfrentamientos.

Los combates continúan en torno a un hospital de la ciudad adonde fueron conducidos los cuerpos, indicaron testigos a la AFP.

Los partidarios armados del capo trataron de ingresar en el centro médico pero se les impidió el acceso, lo que generó un nuevo enfrentamiento con la policía.

Respaldada por tropas del Ejército y el apoyo de helicópteros, la Policía inició el lunes un asalto contra el empobrecido barrio del oeste de Kingston donde el líder pandillero se mantenía acuartelado.

La operación se produjo después de que la semana pasada el gobierno firmara el pedido de extradición y el domingo declarara el estado de emergencia.

Soldados, armados con rifles, merodeaban por la conflictiva zona de Tiboli Gardens, inspeccionando casa por casa en búsqueda de Coke.

Las calles de Kingston, siempre bulliciosas y alegres, estaban completamente desiertas mientras que los helicópteros zumbaban por los cielos de la capital.

Las escuelas y comercios permanecieron cerrados, y los taxis se niegan a trasladar pasajeros.

El martes varias compañías aéreas cancelaron sus vuelos desde y hacia la convulsionada capital de esta isla caribeña de 2,8 millones de habitantes.

La embajada de Estados Unidos advirtió a sus ciudadanos de que no viajen a Jamaica y suspendió sus servicios no esenciales.

Unas 211 personas fueron detenidas mientras se rastrillaba la zona de Tiboli Gardens y los alrededores de Denham Town, durante el asalto armado lanzado el lunes.

Para los pobladores de Tiboli Gardens, zona violenta y carenciada de la capital, Coke -que se define como un simple comerciante- es un héroe solidario con los vecinos.

Quienes lo apoyan se armaron hasta los dientes, atacaron departamentos de la policía y levantaron barricadas alrededor de Tivoli Gardens, vecindario de dónde también procede el primer ministro.

" Deben entenderlo, estamos peleando una guerra", indicó el comisionado jefe de la Policía Glenmore Hindos.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos califica a Coke como uno de los " narcotraficantes más peligrosos".

Es acusado de liderar desde 1990 una banda internacional denominada " The Shower Posse" que vende marihuana y pasta base de cocaína en Nueva York y otros lugares de Estados Unidos.

Fue formalmente procesado en agosto en Estados Unidos por conspiración para traficar drogas y armas ilegales. De resultar culpable enfrenta cadena perpetua.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes